Historias detrás del fútbol

abril 17, 2014 | por Redacción Voces del Salado
Historias detrás del fútbol
Voces
0

La asociación deportiva santotomesina de veteranos festejará este año su vigésimo quinto aniversario. La entidad ha crecido mucho y todos los sábados convoca, entre jugadores y familiares, aproximadamente a 900 personas. Voces del salado dialogó con uno de sus máximos referentes y actual presidente, víctor manuel “tiki” gioria.

Mariano Galli
Voces del Salado

Semanas atrás comenzó a disputarse el torneo apertura organizado por la Asociación Deportiva Santotomesina de Veteranos (ADSV). La entidad fundada el 9 de julio de 1989 demuestra con su labor que, detrás del fútbol, siempre hay una grata historia. Para esta nueva edición sus dirigentes decidieron que el certamen lleve el nombre del ya fallecido Raúl “Pichu” Gainza, en homenaje a uno de los colaboradores más cercanos de la institución.

Voces del Salado dialogó con Víctor Manuel Gioria -más conocido como Tiki-, presidente de la entidad, quien se refirió, entre otras cosas, a los inicios de la popular liga.

“La asociación comenzó a gestarse como grupo en 1985, jugando partidos en diferentes lugares; se usaban la cancha de Floresta y del club Banco Nación, por ejemplo, y hasta se jugó en Atenas y en el polideportivo del barrio Loyola, porque la entidad no tenía un lugar físico para disputar los partidos”, señaló Gioria al inicio del diálogo.
En 1989 se creó lo que es la ADSV; en un principio con el nombre de liga y -como chocaba con los intereses de la Liga Santafesina-, hubo que adoptar el nombre de Asociación Deportiva, contó. “Ese año se empezó a jugar y se adquirió el predio, ubicado en el barrio Adelina, donde está la mayoría de las instalaciones y la cancha número uno”, resaltó el dirigente. A lo largo de los años, la entidad ha crecido y adquirido un gran reconocimiento, permitiéndole expandirse a otras ciudades y de esa manera aumentar su zona de influencia, como así también la cantidad de equipos participantes.

Crecimiento constante

En 1993, la liga tenía diecisiete equipos, de los cuales dos venían de Gálvez y Coronda. “En un primer momento, se los tuvo como equipos invitados porque venían de afuera, pero después pasaron a formar parte de la liga -detalló Gioria-. Venir de otras ciudades a jugar acá demanda un gran esfuerzo económico; eso le dio prestigio al torneo y nos hizo crecer en cantidad de equipos, a tal punto que actualmente tenemos veinticuatro planteles”, amplió Tiki después. Hasta aquí llegan jugadores de Desvío Arijón, Matilde, San Carlos y Esperanza, entre otras localidades. “Así fuimos adquiriendo gran reconocimiento, que por lo general se genera por el boca a boca”, admitió el ex arquero, a la vez que creyó necesario reconocer la colaboración de los distintos gobiernos municipales, que hicieron posible que la ADSV haya concretado algunas de sus metas, entre ellas la obtención de la cancha Nº 2.

Proyectos
Entre los proyectos que la tienen a futuro, el directivo dijo que seguirán pidiendo al municipio la posesión definitiva de la cancha Nº 3; y contó que quieren levantar un lugar de descanso arriba de los vestuarios, hacer la conexión de agua caliente para las duchas y dos baños más. Sin embargo, el principal deseo de Gioria y sus colaboradores es poder iluminar la cancha Nº 3 para uso exclusivo de los socios y de esta manera realizar el sorteo del bingo en las instalaciones, “un bingo que viene creciendo y que la última vez reunió a más de 5.000 personas en el predio, cerró con orgullo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *