Una realidad distinta: calle Alberdi, casi diez años después

mayo 7, 2014 | por Redacción Voces del Salado
Una realidad distinta: calle Alberdi, casi diez años después
Voces
0

Visitar, transitar, o pegarse una vuelta por calle Alberdi, entre Av. Luján y Candioti fundamentalmente, ofrece por estos días un panorama muy distinto al que podía observarse hace casi diez años atrás, cuando todavía no se había pavimentado y era frecuente encontrarla hecha un verdadero lodazal, o convertida prácticamente en un “chiquero”. En dicho contexto, la obra de pavimentación, que llegó finalmente en 2005, revestía real importancia para los vecinos de la zona en particular y para toda la localidad de Santo Tomé en general, dado que con ella podía descongestionarse realmente el tránsito proveniente de la ruta Nº 11 y  al mismo tiempo se lograría crear una vía de escape rápido, como conexión directa hacia el Puente Carretero.

Cierto alivio en el tránsito se consiguió, pero lo que hoy en día más sorprende de calle Alberdi es su “movimiento” comercial. Una casa artículos de electricidad y materiales eléctricos, varios kioscos, un supermercado y algunos “mercaditos”, pollerías y fiambrerías, venta de alimentos balanceados y pet shops, fotocopias y artículos de librería, una ferretería, talleres de motos, cocheras, una farmacia y un “drugstore”, es decir prácticamente «de todo» puede encontrarse en una recorrida por esta renovada arteria, la que presenta una mayor concentración de negocios en las cercanías de su intersección con Hipólito Yrigoyen, frente al ingreso principal al barrio Monseñor Vicente Zazpe.

 

Las obras complementarias

La pavimentación de Alberdi incluyó una serie de obras complementarias, algunas de las cuales se encuentran detalladas en el decreto N° 138, de junio de 2005, que se refiere a la instalación de la iluminación y de la semaforización en la arteria -además de su correcta urbanización-, trabajos que cumplimentaron la totalidad de la construcción. Asimismo, hacia fines de aquel año, con el pavimento ya instalado, la obra contaría también con las dársenas de estacionamiento, las que están emplazadas en el sector de mayor actividad comercial y de servicios.

Paralelamente, se llevaron a cabo tareas de parquización y señalización (tanto horizontal como vertical); se construyeron bocas de tormenta, bocacalles y aletas en las uniones con las arterias transversales; hubo recambio total de luminarias (con el emplazamiento de 70 columnas), fueron ubicados los nuevos semáforos y reemplazados los ya existentes, lo que potenció la seguridad vial en esta zona sumamente transitada. Además, en aquella oportunidad se concretó una obra de desagües, consistente en la colocación de 420 metros de caños de 1 metro de diámetro. La misma abarcó desde calle Saavedra hasta la vereda más alejada de Av. Luján. Hoy actúa como el conducto destinado a recibir los escurrimientos provenientes del sector oeste, para ser volcados en el río Salado.

Abril de 2005. Esta imagen muestra el estado de la obra de calle Alberdi antes de procederse al volcado del material de hormigón armado, cuando el emprendimiento llevaba cuatro meses de trabajos sin interrupciones, pese a las condiciones climáticas desfavorables de ese momento.

Abril de 2005. Esta imagen muestra el estado de la obra de calle Alberdi antes de procederse al volcado del material de hormigón armado, cuando el emprendimiento llevaba cuatro meses de trabajos sin interrupciones, pese a las condiciones climáticas desfavorables de ese momento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: