Casa Mía, un proyecto para que todos tengan su vivienda

mayo 8, 2014 | por Redacción Voces del Salado
Casa Mía, un proyecto para que todos tengan su vivienda
Voces
0

Matías Pons Estel es un joven arquitecto santotomesino, que tuvo la posibilidad de diseñar un prototipo de vivienda económica, el que atrajo, según lo manifestado en algunos portales de Internet especializados, la atención y las miradas del mundo de la arquitectura nacional. Se trata del proyecto “Casa mía”, al que su creador describe como «un núcleo habitacional simple y sencillo, tanto en su diseño como en su ejecución». «El objetivo principal de esta propuesta es la de poder construir una pequeña casa, que cumpla las funciones básicas de una residencia», explicó a Voces del Saldo el constructor, de tan sólo 29 años. «Por eso decidimos trabajar con materiales industrializados, de fácil montaje y manejo, sin desperdiciar los mismos», amplió el concepto. «Esta idea se encaró como consecuencia de los altos costos que la construcción normal tiene hoy en día», continuó el profesional, no sin antes recordar que el proyecto tomó forma cuando tuvo que construir su propia casa, en un terreno de su propiedad. «Como no tenía mucha plata ahorrada, empecé a estudiar una tecnología alternativa a la construcción tradicional, para estar en condiciones de ofrecer algo a lo que por lo general no estamos acostumbrados y que tuviera como eje la reducción de costos, así como el reciclado del material», manifestó Pons Estel, quien residió en la localidad de San Justo por dos años, antes de volver a trabajar a su ciudad natal. Así fue como diseñó el citado prototipo, que abarca un área de 36 metros cuadrados, con 12  metros de largo, 3 de ancho y 2,40 de alto. Una vez concluida la diagramación y luego de abrir los cimientos, con la ayuda de su propia familia y algunos amigos, Matías puso manos a la obra.   Manos a la obra (paso a paso) Una vez concluida la diagramación y luego de abrir los cimientos, con la ayuda de su propia familia y algunos amigos, Matías puso manos a la obra. «Todo el núcleo se encuentra modulado a las medidas estándares de los materiales que se usan hoy en día: perfiles, chapa y aluminio», especificó Matías a continuación. «Todo se vincula con los módulos de materiales utilizados para la terminación interior, es decir placas de yeso, madera y demás, lo que me permite optimizar al máximo cada elemento constructivo del conjunto, porque se evita cualquier tipo de desperdicio y se recicla la mayor cantidad de componentes», añadió.  De esta forma, aclaró también, «el prototipo permite a los interesados en construir una vivienda de esta clase, no desperdiciar ese 15% de materiales que usualmente se desecha: pedazos de perfiles, ladrillos rotos y maderas cortadas, entre otros remanentes». «El proyecto, incluso, propone la utilización de pallets de madera para realizar la entrada», resaltó Pons Estel en otro pasaje de su descripción. «Finalmente se edifica el núcleo, de 36 metros cuadrados, en el que se distribuyen una cocina comedor con una zona de estar y escritorio; un baño con su propio ante-baño y una habitación principal», describió luego el profesional, tomando como ejemplo la casa que él mismo ejecutó. A ello, aclaró, se le agregan los muebles, «diseñados igualmente para explotar al máximo cada rincón del espacio». «Es como jugar con los “rastis” y ensamblarlos; técnicamente el bloque principal se apoya sobre unos pequeños pilares de hormigón prefabricados, o bloques, único elemento húmedo de toda la construcción» añadió. «De allí surge la estructura principal de perfilaría plegada en frío, en la que se apoya la caja de caños que arma el perímetro de la vivienda, la misma estructura que es la montante del cerramiento exterior (chapas) y del  interior (placas)», precisó Pons Estel. «Para finalizar, se envuelve el revestimiento metálico con spray de poliuretano inyectado, lo que da paso al sistema de ventilación cruzada, para lograr que la succión del aire fresco del piso permita la climatología del interior», redondeó el concepto.

FIRMA: Luis Amsler

La iniciativa pertenece al arquitecto local Matías Pons Estel. Se busca construir una vivienda tipo que esté al alcance «de todos los bolsillos», a partir de un ahorro de hasta un 50% en los costos. El secreto del prototipo es que su diseño se ajusta a las medidas estándares que tienen los materiales requeridos para levantar una residencia tradicional

La iniciativa pertenece al arquitecto local Matías Pons Estel. Se busca construir una vivienda tipo que esté al alcance «de todos los bolsillos», a partir de un ahorro de hasta un 50% en los costos. El secreto del prototipo es que su diseño se ajusta a las medidas estándares que tienen los materiales requeridos para levantar una residencia tradicional

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: