El 40% de la población infantil santotomesina padece sobrepeso y obesidad

mayo 8, 2014 | por Redacción Voces del Salado
El 40% de la población infantil santotomesina padece sobrepeso y obesidad
Informe central
1

La Subsecretaría de Salud de la Municipalidad de Santo Tomé desarrolló recientemente un estudio, cuyo objetivo principal fue evaluar qué alcances tienen el sobrepeso y la obesidad en la población infantil local. Basados en dicho trabajo, se llegó a la conclusión de que aproximadamente un  40% de los niños en edad escolar de la ciudad padecen sobrepeso y obesidad, un  dato que fue confirmado, a su vez, por el titular del citado área, Mario Montenegro. El estudio en cuestión estuvo basado en la observación de un total de 200 chicos, de entre 6 a 13 años de edad, que son alumnos de las escuelas N° 140 Marcelino Martínez y  N° 15 Juan de Garay. Los encargados de llevar a cabo la tarea fueron los licenciados Luciana Sozio (Nutrición) y Gabriel Mazukin (Trabajo Social), quienes realizaron un estudio antropométrico –comparación entre medida y peso-, para determinar el estado nutricional de los pequeños.

Evidentemente, los datos obtenidos por Sozio y Mazukin causan preocupación, ya que vislumbran porcentajes elevados sobre los casos de trastornos alimenticios en niños santotomesinos. En cuanto al sobrepeso, por ejemplo, se observaron los siguientes resultados:  4% de los casos son varones de 6 a 9 años; 15% mujeres de 6 a 9 años; 14% varones de 10 a 13 años y 12% mujeres de 10 a 13 años de edad. En cuanto a la obesidad, se observó que existe un 28% de varones de 6 a 9 años y un 16% de mujeres de la misma franja etaria que padecen este desorden alimenticio, mientras que en el rango de 10 a 13 años se observó un 22% en varones y 20% en las mujeres.

 

Alarmantes y preocupantes

«No obstante la generalización del problema, lo que preocupa de manera especial es que esta situación se genere en edades tempranas», explicó luego la  licenciada Sozio, quien calificó como «alarmantes» a los resultados descriptos, «si bien coinciden con investigaciones nacionales e internacionales, que indican un aumento en el desarrollo de la enfermedad».  Seguidamente, la especialista describió la existencia de los tres momentos que son claves «para determinar si un niño será obeso o no en su vida adulta»: el período de vida más corto, que va hasta los 2 años; el que cubre desde los 5 a los 7 años y por último el de la pubertad.

«Los estudios realizados a nivel local permiten observar que también existen malos hábitos alimenticios y falta de actividad física», acotó Sozio.  «La mayoría de los niños desayunan o meriendan en el colegio, por lo que obtienen los alimentos directamente del kiosco de la misma, el cual sólo ofrece golosinas, facturas, gaseosas y demás… por eso mismo una de las alternativas para afrontar estos problemas es la implementación de  los denominados “kioscos saludables” en las escuelas», ejemplificó luego, sin dejar de mencionar que los trabajos revelaron, además, «un alto porcentaje de niños que no realizan actividad física, más allá de la exigida por currícula en las escuelas».

«Teniendo en cuenta que los cambios a los que se apunta con las propuestas locales se producirán en un mediano y largo plazo, lo que se pretende es trabajar con los establecimientos escolares que brindan la posibilidad a los niños de acceder a la copa de leche», amplió Sozio. «Otra de las metas propuestas es la de brindar talleres donde se enseñe a combinar los alimentos que se consumen, de manera que puedan ser más saludables», finalizó

 

Programa Capital Salud

Además del proyecto de los kioscos saludables y de los estudios de campo sobre obesidad y sobrepeso, la Subsecretaría Municipal de Salud trabaja en forma conjunta con la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Litoral, en el marco del programa provincial Capital Salud.

Tal como se explica desde el municipio, dicho proyecto consiste en establecer en los distintos barrios de la ciudad una carpa sanitaria, en la que los vecinos pueden controlarse físicamente, mediante la toma de la presión y de las medidas antropométricas. De igual modo, en dicho ámbito pueden recibir asesoramiento y consejos de parte de los profesionales intervinientes, para saber de qué manera deben alimentarse. Si estos detectan un factor de riesgo en algunos de los vecinos, inmediatamente los derivan al centro de salud más cercano.

 

Un comentario

  1. Raul Nievas dice:

    Excelente informe! Felicitaciones.
    A concientizar a los jóvenes y a sacarlos más al parque.
    Gracias.
    Raúl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *