Inmuebles: Se observa una caída en la venta de propiedades

mayo 26, 2014 | por Redacción Voces del Salado

En los últimos meses y luego de los cambios producidos en la economía argentina, muchos rubros vieron afectadas sus ganancias y uno de los que más sufrió esta transformación fue el mercado inmobiliario. De acuerdo a las consultas realizadas por Voces del Salado y según lo expresado por referentes locales del sector de las inmobiliarias, queda claro que la ciudad de Santo Tomé no se mostró ajena a dicha situación y que el declive económico se experimenta especialmente a través de la disminución de la venta de inmuebles.

Ante este panorama, algunos titulares de inmobiliarias brindaron sus conceptos a este medio. Claudio Monguzzi (de la firma Santo Tomé Propiedades), por ejemplo, reconoció que «se ha sentido una merma», sin dejar de aclarar también que «consultas hay, pero existen pocas ofertas de propiedades». Armando Abraham (Inmobiliaria Abraham), por su parte, se animó a detallar algún porcentaje acerca de la caída de las ventas y estimó que las mismas «han bajado aproximadamente un 70 por ciento en nuestra la zona». Por otro lado, en lo que respecta a alquileres, la proporción ha sido totalmente a la inversa. Tal como lo explicó a este medio Julio Barberis (Barcas Inmobiliaria), «el mercado de alquileres ha sido absolutamente dinámico, ya que la necesidad de contar con una vivienda ha hecho que los alquileres mantengan y hasta superen su nivel respecto de meses anteriores».

 A la hora de alquilar

En este último tema, además, un dato a tener en cuenta, según los responsables de las inmobiliarias consultadas, es la afluencia de personas de Santa Fe que deciden instalarse en este distrito. «Recibimos gente de la capital de la provincia que viene a la ciudad, no es la mayoría pero se nota que crece… muy a pesar de las limitaciones del Puente Carretero», señaló Barberis al respecto. A su vez, Horacio Muñoz (Guastavino e Imbert) recalcó que esto se debe a «una cuestión de precios ya que en Santa Fe está más caro en proporción a lo que ofrece nuestra ciudad». Otra característica a tener en cuenta respecto a los alquileres, según lo explicó Barberis, «es que se trata mayoritariamente de jóvenes, porque la gente adulta que alquila es un número reducido… son los históricos, quienes no han podido acceder a una casa en su momento».

Los costos que más se demandan rondan entre 2.000 y 2.500 pesos, ya sea en alquileres de departamentos o de casas. En cuanto a las zonas en las que deciden establecerse los inquilinos son variadas y abarcan toda la extensión de la ciudad, aunque existen algunos requerimientos elementales, como ser el estado de los servicios y la cobertura del transporte. «Los parámetros para buscar una vivienda son que tenga los servicios necesarios y que se encuentre relativamente cerca del transporte público», indicó Monguzzi, sin dejar de remarcar que dichos requerimientos implican un costo más elevado, porque otorgan la posibilidad de acceder a una zona más céntrica. Teniendo en cuenta esto, dijo Barberis, «hay gente que no tiene más remedio que alejarse un poco de esas dos cualidades para achicar el precio».

FIRMA: María Eugenia Ferrante

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *