Santo Tomé: Licitaron la segunda etapa de la obra de la Vieja Usina

Enero 2, 2017 | por Redacción Voces del Salado
Santo Tomé: Licitaron la segunda etapa de la obra de la Vieja Usina
Voces
0

El emprendimiento es solventado con aportes del Fondo Provincial de Obras Menores y recursos del municipio local. Se trata de un proyecto iniciado en 2014, por medio del cual procuran convertir el antiguo edificio en un moderno polo educativo.

 

 

 

 

Esta semana, la Municipalidad de Santo Tomé llevó a cabo la apertura de sobres para ejecutar la segunda etapa de remodelación y refuncionalización del emblemático edificio de la Vieja Usina Eléctrica. Luego de la restauración del casco principal del inmueble -que fue inaugurada el 7 de marzo de 2015-, el gobierno local ha encarado la segunda de las tres etapas contempladas en el proyecto original. La misma consiste en la construcción de tres módulos de aulas y un depósito en el sector posterior del edificio (a nivel de planta baja), como así también la realización de cimientos que permitan futuras ampliaciones en pisos superiores. El presupuesto oficial había sido fijado en $ 4.508.704, como base de un acto licitatorio al que se presentaron dos empresas, las que elevaron las siguientes cotizaciones: Rizzi-Rivero SRL, $ 5.366.781,08; Darío Rivero, $ 4.986.336,65.

 

 

 

 

La inversión será solventada con aportes del Fondo Provincial de Obras Menores 2015 y recursos propios de la Municipalidad de Santo Tomé. Una vez terminada la ampliación, el edificio estará en condiciones de albergar al Instituto para la Formación Empresaria y el Empleo (más conocido como Ifee), entidad que cuenta con una matrícula de más de 1.000 alumnos, quienes concurren en forma gratuita. Tal como destaca el municipio, el emprendimiento es una ambiciosa apuesta a la educación, para acompañar y potenciar el crecimiento de la ciudad. En tal sentido, la idea es consolidar una oferta académica propia y de calidad para los santotomesinos, que apunte a igualar oportunidades y facilitar herramientas de inclusión en el mercado laboral.

 

 

6-viejausina

Historia propia. La Vieja Usina Eléctrica de Santo Tomé tenía su sede en este edificio, situado en la vereda oeste de Rivadavia al 1600. Esta estructura edilicia fue utilizada normalmente entre 1926 y 1987, cuando quedó en desuso. En 2014 empezó a ser restaurada para su refuncionalización. La primera de las tres etapas de la obra fue inaugurada a principios de 2015. Ahora empezará a realizarse la segunda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con el paso de los años

 

 

 

 

El edificio de la Vieja Usina Eléctrica, construido a principios del siglo XX y en desuso desde 1987, comenzó a ser recuperado y puesto en valor por la anterior administración municipal, con el objetivo de transformarlo en un polo educativo de alcance regional. El proyecto que continuará el gobierno de la intendenta Daniela Qüesta contempla la conservación del máximo posible de la estructura original y está incluido en el Plan Base de la ciudad, como una de las diez acciones de desarrollo urbano planificadas para los próximos diez años.

 

 

 

 

La Usina Eléctrica de Santo Tomé, ubicada en calle Rivadavia al 1600, comenzó sus actividades con la firma de un convenio con la empresa de Juan Nigro en agosto de 1926. Por aquel entonces contaba con 37 lámparas para alumbrado público y un poco más de 20 abonados particulares. Apenas dos décadas más tarde, la Usina Eléctrica ya había logrado ampliar sus instalaciones en relación con la creciente demanda del mercado, prestaba sus servicios a más de 600 abonados y hasta cubría algunas industrias. En 1948 su administración pasó a ser responsabilidad de la Comisión de Fomento y en 1953 formalizó un contrato con la empresa Agua y Energía Eléctrica. Con la instalación de una oficina de la Dirección Provincial de la Energía en 1987, el edificio quedó en desuso hasta 2014, año en que la Municipalidad de Santo Tomé emprendió su recuperación y refuncionalización como parte del patrimonio de la ciudad.

 

 

 

 

Red de agua corriente

 

 

 

 

El gobierno de Santo Tomé confirmó la extensión de la red local de agua corriente a otras 465 parcelas del distrito. La obra, que tiene un costo estimado de $ 3.145.887,46, permitirá cerrar circuitos existentes y llegar con la nueva infraestructura a las siguientes jurisdicciones vecinales: Villa Luján, Oeste, Libertad y Estanislao López. Los trabajos se llevarán a cabo por administración y su costo estará a cargo de los frentistas, a través del sistema de contribución por mejoras. Esta propuesta forma parte de la política de ampliación de las redes de servicio del municipio santotomesino y se suma a la obra de agua corriente inaugurada en Adelina Este, así como a los proyectos que forman parte del Acuerdo Capital para llevar el suministro a 12 de Septiembre y otros sectores de la zona sur de la ciudad.

 

 

 

 

De acuerdo a la información brindada por el municipio, los lugares que serán beneficiados por esta obra serán los que se detallan a continuación. El denominado Sector A (en total 29 parcelas), abarca Córdoba y Saavedra, entre Maletti y Pasaje Mántaras; Pasaje Mántaras, entre Saavedra y el oeste de calle Córdoba. El Sector B (69 parcelas), se encuentra delimitado por Zapata y Calle Pública, entre Sarmiento y Roque Sáenz Peña; Sarmiento entre Zapata y Gutiérrez; Pueyrredón entre República de Chile y Necochea; República de Chile, Cibils, Santa Fe y Tucumán, entre Monasterio y Pueyrredón. Y el llamado Sector “C” (367 parcelas), que incluye calles Hipólito Yrigoyen, Centenario, Belgrano y Libertad, entre Laprade y Dorrego; Laprade, Misiones, Zavalla, Rosario, Av. Riccheri, entre Libertad y Rivadavia; Lavalle y Dorrego, entre Libertad y Centenario.

Deja un comentario