Pueblos rurales, la opción elegida para una vida más tranquila

Febrero 20, 2017 | por Redacción Voces del Salado
Pueblos rurales, la opción elegida para una vida más tranquila
Informe central
0

El movimiento inmobiliario que se produce en localidades como San Jerónimo del Sauce, San Agustín y Matilde es un fenómeno que crece día a día. Los vecinos de la región optan por adquirir lotes y construir sus viviendas en estos parajes, en búsqueda de mayor tranquilidad. La seguridad es otro factor determinante al momento de elegir dónde vivir. Las autoridades locales consideran que este incremento demográfico puede traer importantes mejoras para su desarrollo.

 

 

 

 

En los últimos años, dos situaciones marcadamente opuestas se contraponen en la vida de muchos pueblos del territorio provincial. Por un lado, empezaron a recibir la afluencia de muchos vecinos de ciudades más grandes, que deciden mudarse a estos lugares por su tranquilidad, sin importarles recorrer largas distancias para acudir a sus obligaciones laborales cotidianas. En estos casos, la búsqueda de resguardo frente a la creciente inseguridad, parece ser prioridad por sobre el tiempo que demanda dirigirse diariamente al trabajo. En nuestra zona, existen jurisdicciones que hoy se encuentran en la mira de mucha gente, fenómeno que está generando un movimiento inmobiliario, laboral, comercial y social beneficioso. Paralelamente, muchos jóvenes y adolescentes de esas localidades a las que podríamos llamar “menores”, optan por migrar a los principales centros poblacionales, en búsqueda de oportunidades laborales o para poder continuar sus estudios.

 

 

 

 

 

 

En algunos de esos distritos, para evitar la partida y el desarraigo de mano de obra joven, se han aplicado diversas estrategias, las que al parecer están dando resultados. Uno de ellos es San Jerónimo del Sauce, cuya demografía denota un crecimiento exponencial, a partir de la llegada de nuevos vecinos y la permanencia de jóvenes sauceros. “Desde la comuna lanzamos un plan de venta de treinta terrenos para la gente de la localidad, a un bajo costo y con muchísimas alternativas de pago, es decir muy accesibles; de forma inmediata pudimos vender todo y muchos ya empezaron a construir sus casas”, explicó el presidente comunal Daniel Ríos, quien aclaró que “el objetivo de estas propuestas fue que los más jóvenes puedan comprase su lote y se queden a vivir aquí”.

 

 

Paz y serenidad. San Jerónimo del Sauce es una de las localidades elegidas por muchos vecinos a la hora de optar por un lugar donde vivir. La calma de sus calles, la cordialidad de los vecinos y el alma de pueblo aún latente, son factores que seducen al momento de comprar un lote.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ampliar el horizonte

 

 

 

 

“Además de esta opción para los vecinos locales, también comercializamos unos quince lotes más, destinados para la gente de la región que quiere venir a vivir acá… y a esos también ya los vendimos a todos”, agregó el funcionario. “Hay que aclarar que no se los dimos a cualquiera, porque los interesados debían presentar un certificado de buena conducta de carácter nacional… uno nunca sabe quién puede llegar a venir a radicarse aquí”, aclaró después. “También recibimos planes habitacionales por parte de la Provincia y actualmente se están ejecutando tres, mientras que hay otros siete que estarían llegando pronto”, amplió Ríos. “Contar con esa cantidad de viviendas en avance, para una localidad que siempre estuvo ‘muerta’, es algo realmente importante”, afirmó luego.

 

 

 

 

 

Sumado a todo esto, estamos solucionando un problema que tenía la localidad desde hace muchísimo tiempo, la regularización dominial; antes había un 80 por ciento de este tipo de conflicto, pero desde que asumimos pusimos manos a la obras y comenzamos a otorgar las correspondientes escrituras”, manifestó el presidente comunal. “Hemos dado la oportunidad a la gente que ya tenía su vivienda y la pusimos en valor a través de este trámite… son más de doce las casas que hoy ya cuentan con sus escrituras y vamos por muchas más”, indicó posteriormente. “Mucha gente busca lotes en los pueblos para tener mayor seguridad y así poder criar a los chicos, incluso aquí se acercan a la comuna a consultar sobre el tema”, prosiguió.

 

 

 

 

 

Podemos decir que estamos reordenando el pueblo, dejándolo en regla y bien limpio; llevamos adelante una urbanización notable, con un plan de cordón cuneta importante y un programa de ripiado intenso que continuará este año; queremos fortalecer todos estos puntos para hacer de San Jerónimo del Sauce un lugar más agradable para aquellos que quieran venir”, enfatizó el jefe comunal. “Este lugar aún tiene alma de pueblo,… podés dejar la puerta abierta todo el día y la bicicleta afuera, sin temor a que te la roben”, concluyó.

 

 

 

 

 

En San Agustín

 

 

 

 “Es un fenómeno que se va a profundizar”

 

 

 

 

San Agustín también es otra de las localidades más requeridas a la hora de elegir un lugar donde vivir. Y desde dicha comuna consideran que “esta explosión inmobiliaria es un fenómeno que se va a profundizar”. “Actualmente hay un movimiento de gente muy importante que viene de las grandes ciudades y se instala aquí; si bien la comuna no tiene terrenos para vender, hay privados que sí están comercializando lotes, con una respuesta altísima”, aseguró el presidente comunal Emiliano Mónaca. Luego aclaró: “Había algunas parcelas, que son propiedad de la Provincia, con problemas legales, pero que igual están saliendo a la venta. Y la verdad es que la gente se interesa muchísimo en comprarlos. Si bien se acercan para buscar otros horizontes, la principal razón por la que vienen de las grandes ciudades es la inseguridad que allí se vive”.

 

 

De estilo colonial. Las construcciones que se pueden observar al caminar por San Agustín, nos remontan a principios del siglo pasado, cuando este paraje comenzaba a poblarse. Para muchos estas singularidades son virtudes que los motivan a comprar un terreno en el lugar para construir su vivienda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde hace varios años se está produciendo toda esta situación tan positiva, la que se acrecentó por los planes de vivienda Procrear, que generaron un movimiento inmobiliario muy interesante; a nosotros realmente nos favorece toda esta circulación, puesto que la localidad crece a la par de gente nueva y buena que viene a sumar… podemos confirmar esto porque nosotros mismos chequeamos que sea así”, enfatizó Mónaca. “Todos los que vinieron hasta ahora se preocupan por cuidar el pueblo, que esté ordenado y limpio, pero también son los vecinos más exigentes y solicitan buenas condiciones de vida, y eso nos incentiva a seguir mejorando como gestión”, resaltó después.

 

 

 

 

“En el marco de todo este contexto, como gestión apuntamos a mejorar los servicios públicos y a crecer infraestructuralmente”, prosiguió Mónaca. A continuación explicó: “Todavía debemos lidiar con las migraciones de jóvenes que se van a las ciudades a trabajar o estudiar; es por ello que estamos trabajando muy cerca con ellos, para conocer sus necesidades, buscar una alternativa y que se queden a vivir en nuestro pueblo”. “En cuanto a planes de viviendas, estamos gestionando algunos desde Nación, donde los expedientes están en marcha pero aún no recibimos respuestas; creemos que en marzo ya tendremos novedades y podremos seguir brindando soluciones habitacionales a los vecinos que así lo requieran”, redondeó.

 

 

 

 

 

Matilde a toda marcha

 

 

 

 

Matilde reúne cualidades muy buscadas por los vecinos de la región. Serenidad, paisajes verdes y rurales, cultura propia, una historia sin igual y, por sobre todas las cosas, seguridad. “Es muchísima la gente que se acercó a la comuna a averiguar por terrenos, pero por el momento no estamos vendiendo… aun así se están construyendo muchas viviendas, propiedades que son de vecinos que vienen de Santa Fe, Santo Tomé y Sauce Viejo”, describió el presidente comunal Oscar Rodríguez Dastugue. “La idea es que pronto hagamos una licitación de terrenos porque hay muchos lotes propios, pero en un principio la prioridad es de la gente de Matilde; por supuesto que si quedan algunos, también los podrán adquirir otros ciudadanos de la región que se quieran venir a radicar acá”, manifestó luego.

 

 

 

Proyecto inmobiliario. En Matilde, por ahora no se están comercializando terrenos, aunque se prevé organizar la venta de lotes para que los jóvenes se queden a vivir en el pueblo. Por otra parte, algunos vecinos de la zona compraron tierras a particulares y ya se están construyendo viviendas en esta localidad de histórico pasado ferroviario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un ejemplo del movimiento inmobiliario que hay es el loteo efectuado por un privado, que tenía varios terrenos disponibles, pero ya vendió prácticamente todo; incluso allí mismo hay tres o cuatro propietarios que ya están construyendo sus viviendas”, indicó Rodríguez Dastugue. “Hoy lo que busca la gente es seguridad, es por eso que nos elijen para venir a vivir, porque es un lugar muy tranquilo”, explicó. “Tenemos varios planes de viviendas provinciales en marcha, incluso algunos ya están por finalizarse; a la vez, hay otros tres favorecidos que estarían por salir pronto… pertenecen al programa destinado para los que tienen su lote propio”, especificó el presidente comunal.

 

 

 

 

 

A nosotros nos conviene que venga a vivir más gente, ya sea de forma permanente o temporal (los que se hicieron una casa de fin de semana), puesto que este movimiento poblacional genera circulación comercial y laboral, lo cual es muy favorable para nuestro pueblo”, remarcó el funcionario matildense. “Tratamos de que las personas que vienen sean de bien, porque no nos gustaría que vengan individuos que puedan llegar a romper la calma tan característica que existe en nuestra localidad”, completó.

Deja un comentario