Ricardo Anthieni, el recuerdo de un hombre transparente y desinteresado

abril 10, 2017 | por Redacción Voces del Salado
Ricardo Anthieni, el recuerdo de un hombre transparente y desinteresado
Voces
0

En el corazón de San Carlos Sud

 

 

 

 

Fue presidente comunal del pueblo durante cinco mandatos consecutivos (1989-1999), tiempo en que desarrolló obras importantes, como la del gasoducto. Colaboró permanentemente con las instituciones intermedias locales (poniendo incluso dinero de su propio bolsillo) y ayudó a los más jóvenes en su formación política, sin importar el partido al que pertenecieran. Falleció el 9 de marzo último, a los 69 años.

 

 

 

 

 

Una de las personas que nunca olvidará la comunidad de San Carlos Sud es a don Ricardo Santiago Anthieni, presidente comunal durante cinco períodos consecutivos (entre 1989 y1999), fiel referente del Partido Demócrata Progresista y un vecino querido por todos. Nos dejó el último 9 de marzo a los 69 años, a tan sólo veinticinco días su cumpleaños (nació el 4 de abril de 1947). Su despedida reflejó el enorme cariño que todo el pueblo le tenía y su adiós provocó una profunda conmoción en muchas de las personas que conocieron a este verdadero maestro de la vida. Y decimos esto porque hace un tiempo atrás, el gobierno de la provincia de Santa Fe le otorgó el reconocimiento que se le entrega a quienes han dejado todo por el lugar que habitan, sin esperar nada a cambio.

 

 

 

 
“Ricardo era la bondad personificada”, contó a Voces del Salado su esposa, Alicia Beatriz Ferrari Duttweiler, con quien estuvo casado 35 años. Junto a ella criaron a dos hijos del corazón, María Julia y José Darío, a quienes “se les vino el mundo abajo con esta noticia”, aseguró su mujer. “Mi marido participó en todas las instituciones de la localidad y siempre estuvo presente en cada necesidad de los vecinos, dando una palabra de aliento y acompañándolos en lo que podía”, aseguró Alicia, sin dejar de remarcar la profunda huella que su marido dejó en su paso por la administración sancarlina. “Sin lugar a dudas sus gestiones se destacaron y generó muchas cosas favorables para el pueblo; pero más allá de eso, el recuerdo que más me llevo de él es que pese a que volvía cansado y prácticamente rendido de cada jornada laboral, ya sea en la comuna o en sus campos, siempre tenía una sonrisa y una palabra de aliento para todos; nunca alzaba la voz, siempre dialogaba. En resumen, puedo decir que dio su vida para todos”, expresó Ferrari Duttweiler.

 

 

Reconocimiento. Abril de 2015. Momento en que el ex presidente comunal Mauricio Colombo hace entrega de una distinción a Ricardo Althieni en su carácter de pionero, en el marco de la inauguración de la estación de gas natural del pueblo que lleva su nombre. Durante su gestión, Ricardo fue quien logró que llegue el gasoducto a San Carlos Sud, obra vital para la localidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Fiel compañero

 

 

 

 

 

San Carlos Sud rinde honores a don Anthieni no sólo por su bondad y transparencia, sino por todo lo que le aportó al pueblo durante sus diez años al frente de la administración sancarlina. Así lo aseguró uno de sus principales allegados políticos y amigo, Omar Schaufer, quien fue compañero de partido y trabajó codo a codo junto a Ricardo en las distintas gestiones. “Era una persona completamente honesta, siempre ayudando a todos y a cada una de las instituciones intermedias de la localidad; un hombre que dio todo por el pueblo, a punto tal que llegó a descuidar su actividad particular y lo que más amaba, el campo”, rememoró.

 

 

 

 

 
“Yo siempre estuve con él en el partido y cuando ingresó a la Comuna lo hice yo también, primero como vocal de la comisión comunal y luego como capataz de los peones. Ricardo era un hombre honesto y sumamente pragmático, que hacía las cosas como se tenían que hacer, sin vueltas”, afirmó Omar. “No había plata que pase por sus manos de forma indebida, era transparente, y por ello nunca tuvo problemas con nadie. Siempre salió en defensa de San Carlos Sud”, acotó.

 

 

 

 

 
Su gestión se caracterizó por todo lo que se hizo, como por ejemplo terminar la pavimentación de todo el centro del pueblo (tareas que se habían iniciado en administraciones anteriores), pero se lo quiere tanto por cómo era como persona, por su honestidad… Por eso el pueblo lo despidió como lo hizo, con profundo dolor y llevándose el mejor de los recuerdos”, concluyó Schaufler.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Un legado imborrable

 

 

 

 

 

Otra de las personas que lleva a Anthieni en su memoria es Mauricio Colombo, ex presidente comunal durante el período 2009-2015. “Ricardo era un hombre sencillo, sano, honesto, provisto con valores que hoy difícilmente se encuentran”, afirmó. “Nos dejó muchísimos aprendizajes y nos enseñó a hacer política, pensando en el vecino, sin pensar en los colores políticos; siempre remándola, trabajando para reparar el pueblo donde vivimos”, recordó. “Cuando Ricardo fue presidente comunal yo era muy chico y cuando empecé a hacer política dentro del radicalismo él ya había dejado la administración. No obstante, para todos era una herramienta de consulta permanente y nos enseñaba a trabajar juntos por la sociedad… Daba una mano todo el tiempo, para poder concretar los eventos que planificábamos”, recordó Colombo.

 

 

 

 

 
“Durante su gestión hizo mucho pavimento, barrios de viviendas y compró bastante equipamiento; pero su lucha principal fue para que llegue el gas natural al pueblo”, detalló posteriormente. “Fue parte importante para que el gasoducto arribe en una primera etapa a las empresas locales, aunque no le dieron los tiempos para que llegue el gas domiciliario, obra que terminamos nosotros diez años después”, agregó. “Ricardo fue el pionero de dicho emprendimiento; por tal motivo, cuando inauguramos la estación de gas le pusimos su nombre y le hicimos un reconocimiento por todo el enorme esfuerzo que hizo para que se concrete”, prosiguió. “Lograr que llegue el gas a San Carlos Sud, creo que le costó parte de su vida”, consideró Colombo.

 

 

 

 

 
Luego amplió: “El pueblo sintió su partida, principalmente por su calidad humana, su trato y el valor de su palabra. Era como un padre y cumplía cada cosa que decía. Cuando hacíamos algo mal nos retaba, pero siempre con buenas palabras. Aún recuerdo las charlas que teníamos, mate de por medio. Él ponía dinero de su bolsillo para que la comuna funcione, incluso le regaló una pileta chica de losa al Club Unión Progresista y tenía terminantemente prohibido a todo el pueblo decir algo al respecto… Si se entera mi señora me mata, nos decía”, agregó Colombo. “Como ese ejemplo hay muchos. Hasta ayudaba con sus propios recursos a la gente, para la compra de medicamentos, para que viajen o para que estudien. Esos son gestos de Ricardo que difícilmente podremos olvidar… se lo va a extrañar muchísimo”, redondeó.

 

 

 

 

Deja un comentario