Inhibidores de señal, en la mira de Coronda

septiembre 4, 2017 | por Redacción Voces del Salado
Inhibidores de señal, en la mira de Coronda
Informe central
0

Aseguran que los diversos problemas que se registran en las comunicaciones de la ciudad surgieron en coincidencia con la instalación de estos aparatos en el Instituto Correccional Modelo U1 Dr. César Tabares (cárcel de Coronda). Pese a las mediciones y la confirmación por parte del gobierno provincial de que estos equipos no serían los culpables, los vecinos todavía padecen dificultades en sus celulares, Internet y hasta en las transacciones realizadas vía posnet.

 

 

 

 

En las últimas semanas, vecinos que habitan las inmediaciones del Instituto Correccional Modelo U1 Dr. César Tabares (más conocido como cárcel de Coronda) aseguraron tener serios problemas en las señales de comunicaciones. Mantener una charla normal a través de un teléfono celular de cualquier compañía prestadora de servicio, realizar transacciones comerciales mediante el uso del postnet o contar con red de Wifi provista por los routers hogareños, son algunos de los problemas que se registran desde finales del mes de julio y que han generado dolores de cabeza a buena parte de la población. Al parecer, los más afectados son los que viven en cercanías de la nombrada unidad penitenciaria. Así lo explicó a este medio el intendente de Coronda, Marcelo Calvet, quien aclaró que este inconveniente surgió en coincidencia con la instalación de los denominados Inhibidores de señal que fueron instalados en el penal situado en la ciudad.

 

 

 

 

 

“de repente y justo cuando se instalaron estos equipos, vimos que las señales de los celulares se complicaban muchísimo, no sólo en la población radicada en la periferia de la cárcel, sino también en prácticamente la mitad de la ciudad”, confirmó Calvet en una dificultosa comunicación telefónica que mantuvo con Voces del Salado, justamente por problemas en la señal de celular. “A veces es imposible comunicarse, incluso las llamadas se ven interrumpidas o bloqueadas, algo que no pasaba y comenzó a suceder luego de la instalación de los Inhibidores en la cárcel”, ratificó. “Inmediatamente comenzamos a recibir muchísimos reclamos de los vecinos de Coronda, los que llegaron al municipio, al Concejo y hasta se hicieron denuncias en la Defensoría del Pueblo por los motivos ya descriptos; es más, los episodios tuvieron trascendencia en los medios de comunicación de la ciudad, por lo que decidimos actuar”, manifestó el intendente.

 

 

En debate. El intendente de Coronda, Marcelo Calvet, junto a la presidente del Concejo Municipal corondino, María Alejandra Berberich, el subsecretario de Infraestructura Tecnologica y de Comunicaciones, Guillermo Porchietto, y vecinos de la ciudad, discutieron en varias oportunidades las complicaciones que actualmente presentan las comunicaciones en la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin solución

 

 

 

 

 

A partir de los sucesivos problemas en las comunicaciones, se concretó una primera reunión entre el Ejecutivo corondino, el Concejo Municipal y los representantes de la Secretaría de Asuntos Penitenciarios. “Ellos nos aseguraron que hay problemas con las empresas y no con los Inhibidores, pero la cuestión es que todo comenzó cuando se pusieron en funcionamiento estos artefactos”, comentó Marcelo Calvet. Al parecer, estos dispositivos habrían sido colocados luego de que en plena campaña electoral, uno de los lideres de la organización criminal Los Monos detenido en la cárcel corondina, Ramón Machuca (alias “Monchi Cantero”) emitiera un video destinado a la por entonces precandidata a diputada nacional y ex jueza, Alejandra Rodenas.

 

 

 

 

“Sobre el funcionamiento de los Inhibidores, nos hicieron una explicación bastante general; sólo nos dijeron que se colocaron unos 3 en puntos estratégicos del lugar, sobre todo en los pabellones que más lo requieren, y que tienen un radio que va de los 50 a los 300 metros”, precisó el mandatario corondino. Todos estos acontecimientos llevaron a que se evalúen los alcances de los Inhibidores de señal instalados en el penal de Coronda. Fue así que el Grupo de Investigación de Sistemas Eléctricos de Potencia (Gisep) de la Universidad Tecnológica Nacional sede Santa Fe, realizó diferentes mediciones a los dispositivos instalados. De acuerdo con lo informado por el referido ministerio a través de un parte de prensa difundido en la semana, las evaluaciones concretadas arrojaron como resultado que estos artefactos “no generan inconvenientes en las comunicaciones de la zona”. Pese a la información comunicada por el gobierno provincial, los problemas en Coronda todavía persisten.

 

 

 

 

Punto de conflicto. Muchos asocian las dificultades en las señales de comunicaciones en Coronda con la instalación de Inhibidores en el Instituto Correccional Modelo U1 Dr. César Tabares. Si bien los profesionales que efectuaron mediciones con equipos específicos aseguran que aún restan completar más estudios para corroborar esto, el gobierno de la provincia afirmó que estos aparatos no generarían los problemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Los problemas persisten”

 

 

 

 

 

Con un poco más de suerte que con la comunicación concretada con el intendente, Voces del Salado también habló sobre este tema con la actual presidente del Concejo Municipal de Coronda, María Alejandra Berberich, quien aseguró que los problemas en las señales continúan en la ciudad. “No es que descrea de los resultados, pero los inconvenientes persisten”, insistió. “No sabemos la causa, pero todo comenzó a la par de la colocación de los Inhibidores y se agravó en agosto, cuando se habría ampliado el radio de impedimento de frecuencias”, señaló la edil. “Realmente somos muchos los que estamos preocupados por esta situación, porque todo coincide con todo; ha venido gente especializada para hacer varias mediciones en las cercanías de la unidad penitenciaria, pero creo que lo más lógico hubiera sido que apaguen los Inhibidores, que los vecinos prueben sus celulares y ver si algo cambió, pero no se hizo de esa manera”, opinó.

 

 

 

 

 

“En las sucesivas reuniones que tuvimos para discutir el tema, el secretario de Asuntos Penitenciarios de Santa Fe, Pablo Cococcioni, se comprometió a que si el problema eran los Inhibidores, los iban a apagar y reajustar, pero en la semana salió este comunicado del Ministerio de Seguridad afirmando que los aparatos no son los generadores de todo esto”, contó Berberich. “Sin embargo, como contraposición, en una charla que tuvimos con los técnicos nos dijeron que necesitan más tiempo para ajustar el trabajo y ver si efectivamente estos aparatos son los que están causando el problema”, concluyó la concejal.

 

 

 

 

Tecnología. El Grupo de Investigación de Sistemas Eléctricos de Potencia (Gisep) de la Universidad Tecnológica Nacional sede Santa Fe, utilizó analizadores de espectro para evaluar frecuencias, ruidos y señales de celulares en torno a la cárcel de Coronda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La palabra de los expertos

 

 

 

 

 

Para corroborar de que efectivamente los Inhibidores no serían los que están generando problemas en las señales de comunicación en Coronda, este medio dialogó con uno de los responsables de llevar adelante las mediciones de frecuencia, Juan Pedro Fernández. El actual director del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la UTN aseveró que aún no tiene precisiones de lo que está sucediendo en la ciudad. “Desde la Subsecretaría de Infraestructura Tecnológica y de Comunicaciones de la provincia nos solicitaron la concreción de esta tarea; estamos midiendo y viendo la optimización de los sistemas, pero aún no tenemos resultados concretos porque recién empezamos a mirar el panorama”, explicó el profesional.

 

 

 

 

 

“Vimos donde están instalados los aparatos e hicimos algunas evaluaciones, pero aún tenemos que pensar el plan a concretar, cómo hacerlo, en que puntos y saber las pretensiones que tiene la referida subsecretaría”, sostuvo Fernández.“Lo que sí podemos confirmar por el momento es que al parecer, los Inhibidores no estarían generando los inconvenientes ya que la señal queda dentro del ámbito de la cárcel; sí notamos que en las inmediaciones las señales de celulares eran un poco bajas, pero puede ser por otros motivos y no por los Inhibidores, como por ejemplo el retiro de alguna antena de la zona”, indicó.

 

 

 

 

 

Si bien ya comenzaron con su trabajo, Juan Pedro Fernández volvió a reiterar que aún faltan concretar estudios para poder determinar efectivamente cuál es problema de las señales de comunicaciones en Coronda. “Tenemos que analizar los niveles de señal de telefonía, ir a alguna casa de un damnificado y efectuar más evaluaciones; incluso tenemos que consensuar con la provincia sobre la metodología de medición que aplicaremos”, finalizó.

 

 

 

Amplio radio. El intendente de la ciudad, Marcelo Calvet, afirmó que si bien la mayoría de los problemas se registra en las inmediaciones de la cárcel, también hay dificultades en cercanías de la Ruta 11 (imagen).

Deja un comentario