Vuelve a “latir” el predio de la ex Fiat

septiembre 25, 2017 | por Redacción Voces del Salado
Vuelve a “latir” el predio de la ex Fiat
Informe central
0

A través de un fideicomiso integrado por el gobierno de la provincia de Santa Fe y Rogolex SA (propietaria de los terrenos), se reactivará la actividad industrial de parte del lugar. el objetivo es la recuperación y puesta en valor del Lote 208 (situado dentro del nombrado predio), a partir de una inversión efectuada por arcas provinciales que alcanzará los 60 millones de pesos. Despertar a este gigante dormido acarrea un fuerte impulso de la industria local y la generación de numerosos puestos laborales en un espacio donde funcionó una empresa que llegó a generar trabajo para casi 5 mil personas.

 

 

 

 

En materia productiva, económica e industrial, se puede decir que es una de las noticias del año. Era una propuesta que se venía trabajando desde hace tiempo y esta semana se hizo público. El gobierno de la provincia de Santa Fe presentó el proyecto de fideicomiso destinado a la recuperación y puesta en valor del Lote 208, ubicado en el predio donde funcionó la Fiat (Sauce Viejo), para convertirlo en un nuevo parque industrial que se acoplará al existente en el distrito. En el marco de una conferencia de prensa en donde no faltó la nostalgia -sobe todo la de algunos ex empleados de la firma que estuvieron presentes durante la presentación- se brindaron detalles de la iniciativa. A partir de una inversión de más de 60 millones de pesos que el Estado santafesino aportará para adecuar la infraestructura del predio de 40 hectáreas, se va a volver a poner en marcha “con inteligencia” a este “gigante dormido”, tal como expresó el propio gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

 

 

 

 

 

El lugar intervenido será el nombrado lote, donde hay 40 mil metros cuadrados de construcción en muy buen estado. A raíz de un acuerdo gestionado para crear un fideicomiso, se iniciará toda la transformación del lugar para constituirlo en un área industrial donde se puedan radicar las Pymes. Las tareas serán encaradas con recursos provinciales para acondicionar todos los galpones y naves existentes en el lugar y de esta forma brindar las condiciones necesarias para la llegada de empresas. “Lo que hemos logrado gracias al gran trabajo de los Ministerios de la Producción y de Economía, es una propuesta en la que el propietario pone el lugar y la provincia dispone lo que hace falta para ponerlo en valor; de esta forma, podemos pensar en un desarrollo industrial viable y factible que en menos de 12 meses, quizás esté en condiciones de ser utilizado”, explicó el mandatario santafesino.

 

 

Resurgimiento. la rehabilitación del Lote 208 (40 hectáreas) para la radicación de empresa, es el primer paso de la puesta en valor del predio de la ex Fiat. En una futura segunda etapa, se prevé incorporar las otras 22 hectáreas que formaban parte del gigante automotriz (foto).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trabajo mancomunado

 

 

 

 

Un gran conocedor de todo lo que sucederá en el predio de la ex Fiat, y quien fuera partícipe excepcional del proceso para “despertarlo”, es el secretario provincial de Industria, Agregado de Valor e Innovación, Emiliano Pietropaolo. En diálogo con Voces del Salado, el nombrado funcionario brindó detalles del fideicomiso integrado por Rogolex SA (del empresario Domingo Ianozzi) y el gobierno de la provincia, que permitirá la reactivación del lugar. “Esto es una nueva forma de hacer desarrollos industriales”, consideró. “Rogolex aporta todo el terreno con lo clavado y lo plantado, y el gobierno aporta un fondo de 60 millones de pesos para hacer las obras necesarias para la puesta en funcionamiento; luego se hará una subdivisión y se venderán los lotes a las empresas industriales para que se radiquen”, detalló Pietropaolo.
Cabe aclarar que gracias a la legislación santafesina sobre promoción industrial, las empresas que se instalen en el lugar contarán con beneficios impositivos que corresponden a las empresas que se radican en parques o áreas industriales reconocidas oficialmente. En estos 40 mil metros cuadrados, hay edificados varios galpones de gran escala y en buen estado de conservación.

 

 

 

 

 

Además, se cuenta con una infraestructura adecuada para emprender actividades industriales, tales como calles pavimentadas y playa de maniobras de hormigón; bomba, cisterna y tanque elevado de reserva de agua; red de iluminación y de energía eléctrica, y desagües pluviales. Finalmente, Pietropaolo agregó que “cuando los lotes se venden, esos fondos que ingresan se distribuyen un 50% para el tenedor de la tierra y el otro 50% para el gobierno de la provincia, es decir que el dinero Vuelve al Estado hasta recuperar el 100% de la inversión inicial”. “Esos fondos recuperados podrán destinarse a nuevos proyectos‘, añadió para completar.

 

 

Diagrama. el nuevo Parque Industrial que funcionará en parte del predio de la ex Fiat estará dividido en 65 terrenos, más 40 naves industriales individuales distribuidos en los galpones grandes que existen allí, de 20 mil metros cubiertos cada uno. Se crearán módulos de 20 metros de ancho por 40, 50 y 60 de largo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recuperación de la ex Fiat

 

 

 

El paso imborrable de un gigante

 

 

 

 

El predio de la ex Fiat está ubicado en el kilómetro 455 de la Ruta Nacional Nº 11 (distrito Sauce Viejo). Se trata de tierras que en un principio pertenecieron a la estancia la Matilde. Como lugar destinado a fines industriales nace en 1959, cuando fue adquirido por las familias Bobbio, Savio, Ravinovich, Sarsotti y Ariotti. Las mencionadas lo aportaron para la radicación de una firma de carácter internacional, que produciría un cambio sustancial en la actividad económica y comercial de la zona: Industria Automotriz Santa Fe SA (Iasfsa). Esta empresa funcionó inicialmente en una locación provisoria, situada en la localidad de Santa Fe, pero el 22 de marzo de 1960 se colocó la piedra fundamental de la planta fabril que se encargaría de la producción de vehículos, bajo licencia de Auto Unión y DKW.

 

 

 

 

 

En sus inicios, producía entre 10 y 12 unidades diarias del Auto Unión 1000 S, pero a partir de julio de 1960 sumó la construcción de la Rural Universal, así como una línea de utilitarios frontales y una elegante cupé sport con carrocería Fissore. Su asentamiento transformó la actividad laboral de toda la región, al ocupar en su planta de 38.000 metros cuadrados unas 1.500 personas (datos de 1965). Pese a los esfuerzos emprendidos por sostener los notables parámetros alcanzados durante esa época, el trabajo no fue suficiente y la empresa Iasfsa debió cesar sus actividades a fines de 1969, tras haber construido más de 35.000 unidades. Por su parte, Fiat, el gigante italiano de la industria automotriz, que había abierto su sucursal en el país en 1919 y desde 1923 ya estaba conformada como firma nacional (Fiat Argentina SA), compró la empresa y reactivó la planta. Así surgió lo que pasó a conocerse como “la Fiat de Sauce Viejo”, abocada a la fabricación de motores pesados diésel, tractores y luego camiones, los famosos modelos 673 N y 673 T.

 

 

En la actualidad. Así lucen los galpones que se encuentran dentro del Lote 208. Todo el predio cuenta con una infraestructura adecuada para emprender actividades industriales. Posee calles pavimentadas y playa de maniobras de hormigón; bomba, cisterna y tanque elevado de reserva de agua; red de iluminación y de energía eléctrica, y desagües pluviales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La caída del coloso

 

 

 

 

El espacio estaba constituido por dos plantas con galpones, accesos en todos sus laterales, playa de maniobra para vehículos de gran porte y todos los servicios. Con el tiempo, logró una producción de 6.000 camiones anuales y 25.000 motores, que eran enviados principalmente a Cuba, países sudamericanos, África y Medio Oriente. Para mediados de los setenta, la ocupación laboral era muy significativa, ya que se habla de 5.000 personas empleadas para distintas tareas, no sólo operarios-, un número que aumentaba exponencialmente con la radicación de pequeños y medianos talleres en la zona, en su mayoría fabricantes de autopartes (en 1974, la expansión del mercado laboral y una importante exportación de 5.000 camiones a Cuba obligaron a la empresa a aumentar su capacidad).

 

 

 

 

A pesar del éxito alcanzado, la apertura indiscriminada de importaciones de la gestión de Alfredo Martínez de Hoz (ministro de Economía entre 1976 y 1981) y cierta desidia interna, entre otras cosas, atentaron contra su ciclo positivo. Entre 1979 y 1983 se redujeron drásticamente las cifras, reflejadas en un promedio de 900 vehículos y 1.100 motores por año. Esta realidad provocó el abandono total de la producción en Sauce Viejo. Tras varios años de silencio, en 1988 la firma Agritec adquirió la planta abandonada y fabricó tractores hasta 1992. Luego, a finales de la década de los noventa, Orfiec SRL compró dos fracciones de terrenos con galpones, una perteneciente al parque industrial y otra a la fábrica de tractores.

 

 

Proyecto. la presente imagen virtual muestra cómo quedarían subdivididas las naves industriales individuales que funcionarán en los galpones del predio. Los espacios estarán modulados para su correcta separación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Un lugar privilegiado”

 

 

 

 

 

Durante la charla que Emiliano Pietropaolo mantuvo con Voces del Salado, brindó más especificaciones sobre la serie de obras que se llevarán adelante en el predio de la ex Fiat. el funcionario se refirió a los emprendimientos complementarios que se concretarán y que permitirán subdividir el lugar en terrenos y naves industriales individuales destinados a la instalación de Pymes. “el lote 208 se va a integrar al actual Parque Industrial de Sauce Viejo y estará dividido en 65 terrenos más 40 naves industriales individuales; cuando hablamos de esto último hacemos referencia a los dos galpones grandes que existen allí, de 20 mil metros cubiertos cada uno (unas dos manzanas), los que serán modulados a través de paredes internas”, detalló. de esta manera, se conformarán terrenos de 20 metros de ancho por 40, 50 y 60 de largo, listos para que las empresas los puedan adquirir; incluso se pueden vender dos o tres juntos, es decir que se los podemos hacer a medida”, aclaró Pietropaolo.

 

 

 

 

“Lo llamativo de todo esto es que ya hemos puesto operativo el Registro de Interesados y en los dos primeros días tuvimos 28 pedidos, en su mayoría empresas metalmecánicas”, explicó. “Ahora procederemos a la realización de la planimetría, luego de eso arrancaremos con la preventa y si seguimos a este ritmo, creemos que en el término de un año ya se comenzarían a radicar las Pymes”, estimó el secretario de Industria, Agregado de Valor e Innovación de Santa Fe. Pietropaolo afirmó que con todo lo realizado hasta el momento y la repercusión obtenida “las expectativas se superaron ampliamente”. “Cuando se ponga operativo, va a ser un parque que estará prácticamente vendido en su totalidad”, auguró. “el lugar tiene todos los servicios, e inclusive vamos a hacer un nuevo parquizado, abriremos nuevas calles, haremos tendidos eléctricos e instalaremos iluminación”, adelantó.

 

 

 

 

 

 

“Además, está en un lugar estratégico, ya que se sitúa cerca de la autopista (Rosario Santa Fe), tiene el aeropuerto a un paso, tenemos conexión con el río en la parte trasera y se ubica a menos de 30 kilómetros de un centro urbano como la capital de la provincia”, aseguró. Sobre el cierre, Pietropaolo adelantó el posible avance de una segunda etapa, la que abarcaría las 22 hectáreas que están lindantes al Lote 208, un lugar que hoy se encuentra totalmente abandonado y que se recuperaría para su puesta en funcionamiento. “Este espacio hoy no forma parte del Parque Industrial, pero estamos pensando en sumarlo en el futuro”, concluyó.

Deja un comentario