El oficio de enseñar a crear con las manos

noviembre 27, 2017 | por Redacción Voces del Salado
El oficio de enseñar a crear con las manos
Informe central
0

En el Taller Nº 14 Atilio Olinto Mauri se dictan capacitaciones en oficios a decenas de vecinos de diversas edades. Carpintería, herrería y mimbrería son las disciplinas que disfrutan tanto los alumnos de escuelas primarias como también los más grandes. Si bien este aprendizaje es considerado por muchos como un hobby o un cable a tierra, otros lo utilizan como una salida laboral. La institución tiene su lado inclusivo, puesto que también instruye a chicos y jóvenes con discapacidad.

 

 

 

 

En la era de la tecnología y lo digital, muchos hablan de la pérdida de interés en el aprendizaje de los oficios tradicionales, ésos que requieren de la meticulosidad de las manos para crear mediante El uso de herramientas. Sin embargo, la realidad de determinados lugares echa por tierra esas afirmaciones.

 

 

 

 

En la actualidad los talleres de oficios son los espacios donde vecinos de todas las edades, bucean en los conocimientos sobre cómo darle forma a materiales como madera, hierro, acero y cerámica. Justamente uno de estos espacios es El Taller Nº 14 Atilio Olinto Mauri, de Santo Tomé, ubicado en Centenario 1560, a la vuelta de la Escuela Nº 15 Juan de Garay. Allí se dictan tres tipos de cursos: carpintería, a cargo del director interino del lugar, Daniel Benítez; herrería, bajo la responsabilidad de Carlos Fournel; y mimbrería, dictado por Verónica Genolet y Cristina Alarcón. Además, está previsto comenzar con las clases de cerámica El próximo año. Los cursos tienen una extensión horaria enmarcada en la Ley 4.077 (1951), referida a la enseñanza de oficios dentro del territorio provincial desde los 14 años en adelante, sin límites de edad. “Si bien hubo un tiempo en donde El aprendizaje de oficios había quedado relegado, hoy ha tomado una relevancia muy importante y cada vez más gente quiere aprender los secretos de estos cursos de orientación manual”, explicó Benítez a El Litoral.

 

 

Esfuerzo y concentración. Alumnos del taller comienzan a aprender los primeros pasos de un oficio milenario, la carpintería.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entusiasmo y descarga

 

 

 

 

 

Estas capacitaciones se dictan en dos horarios. Por la mañana asisten los chicos de segundo ciclo de escuelas primarias, de cuarto a sexto grado. “Periódicamente vienen los cursos completos y trabajan de manera complementaria con la maestra de Tecnología; siempre quedamos sorprendidos porque aunque llueva o haga mucha frio, los niños y niñas vienen igual, y eso es porque presencian una clase distintas”, sostuvo El director. “Es la materia diferente que los pequeños no se quieren perder porque tiene otra dinámica, hacen otra cosa, manejan herramientas, aprenden El oficio y crean productos que después se pueden llevar; además siempre hacen cosas diferentes, trabajan la madera, cocinan, tejen, hacen de todo… es muy amplia la temática y eso los entusiasma”, dijo luego.

 

 

 

 

Ya en horario vespertino, después de las 17.45, es El turno de los adultos. En esa parte del día, distintos grupos de más de 20 personas recorren los pasillos del taller realizando diversas creaciones de acuerdo a los cursos y su nivel. “Carpintería y herrería tienen una duración de 3 años, mientras que mimbrería es de 2; ahora en El 2018 comenzará cerámica, que también durará 3 años”, adelantó, sin dejar de aclarar que una vez completado El cursado, los alumnos reciben un certificado homologado por El Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe. “Todos vienen siempre; faltan muy poco porque para muchos esto es un cable a tierra después de cumplir con sus jornadas laborales”, consideró “Dani”, como lo llaman sus alumnos. Cabe aclarar que las clases en ambos cursos se articulan con escuelas inclusivas, destinadas a personas con discapacidad.

 

 

 

 

 

“El taller está abierto de lleno a cubrir esa demanda; por ejemplo por la mañana vienen chicos de la escuela para sordos, mientras que los estudiantes de las instituciones escolares laborales, como Adalpe, asisten por la tarde”, indicó Benítez. “En todos los casos los alumnos comienzan aprendiendo lo más básico, como por ejemplo a usar las herramientas manuales, dibujo técnico, matemáticas y la utilización de instrumentos de medición. a medida que pasa El tiempo ese aprendizaje se va complejizando, al igual que los productos que elaboran”, concluyó.

 

 

Para todos los gustos. Julieta tornea un palo de amasar con los cuidados necesarios que demanda la utilización de esta máquina. Otros optan por hacer mates, jarras e incluso pequeñas fuentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ampliar para crecer

 

 

 

 

 

Uno de los principales proyectos que tiene El Taller Nº 14 es lograr la ampliación de su infraestructura e incorporar maquinaria más moderna para la enseñanza de oficios. Sobre la primera meta, Daniel Benítez recordó que días atrás, personal de Infraestructura de la provincia visitó las instalaciones para efectuar un relevamiento general del edificio. El objetivo es desarrollar un estudio exhaustivo -con planos en mano- y de esa forma emprender los primeros pasos de una futura readecuación y extensión del lugar. “Hay que analizar todo de manera minuciosa porque usualmente hay una determinada partida de dinero para este tipo de trabajos; en base a eso se planifica todo para administrar los recursos existentes para que la institución pueda seguir funcionando, y al mismo tiempo encarar alguna etapa de esta obra”, aclaró.

 

 

 

 

Por otra parte, El maestro carpintero destacó los aportes que habitualmente reciben gracias al Fondo de Asistencia Educativa que otorga la Municipalidad de Santo Tomé. “Eso es realmente significativo, incluso debo decir que prácticamente todo lo que se hizo en los últimos años dentro del edificio (en materia de arreglos e incorporación de maquinaria) se hicieron con esos montos económicos”, remarcó Benítez.

 

 

 

Oficio y docencia. Daniel Benítez es El profesor de carpintería y director interino del Taller Nº 14. con dedicación y paciencia, instruye a cada alumno sobre las cuestiones que deben tener en cuenta para llevar adelante sus proyectos personales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enriquecer la enseñanza con docencia

 

 

 

 

 

La mayor dificultad que en la actualidad presenta la instrucción de oficios, es la falta de maestros que estén en condiciones de enseñar a crear con las manos y que cuenten con competencia docente. “Realmente es muy difícil tener gente que reúna las cualidades necesarias para esto; antes las exigencias demandadas para poder enseñar oficios en los talleres manuales no eran tan grandes como las que hay hoy, ya que ahora si no se tiene conocimiento y título en docencia, no se puede”, explicó Daniel Benítez. “Lamentablemente es algo que se está perdiendo y esa es la lucha que emprenden los profesores más viejos: pedimos que la gente que esté escalafonada, que tenga competencia docente y que esté interesada en ser maestro de taller, que venga a los cursos y aprenda al máximo El oficio para luego poder enseñarlo”, requirió.

 

 

 

 

Este tema ha sido planteado en numerosas oportunidades al gobierno provincial, sobre todo en los sucesivos encuentros que se han efectuado para recopilar opiniones y constituir la futura Ley de Educación de Santa Fe. “Queremos que a la gente que salga de los cursos de oficios, se les dé la posibilidad de tener una capacitación docente para que luego puedan enseñar en talleres”, solicitó El director. “Hay que atender esa particularidad y ver qué falta en materia pedagógica, para que esa persona que aprende un oficio tenga una competencia docente sin la necesidad de hacer la carrera de grado”, solicitó para cerrar.

 

 

 

Mimbrería. Este es otro de los cursos que también se dicta en la institución. con esta materia prima los alumnos elaboran cestos para la ropa, cuchas para perros, canastos y bolsos para mandados o para El mate, entre otras cosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciclo lectivo 2018

 

 

 

 

Las inscripciones a los cursos de capacitación en carpintería, herrería, cerámica y mimbrería que se dictan en El Taller Nº 14 Atilio Olinto Mauri estarán abiertas del 18 al 29 de diciembre del año en curso. Para anotarse deberán acercar fotocopia del certificado de estudio y del DNI. Luego se procederá a completar una planilla con determinados datos personales. Hay cupos limitados.

 

 

Deja un comentario