Reconocieron al plomero más experimentado de Santo Tomé

diciembre 4, 2017 | por Redacción Voces del Salado
Reconocieron al plomero más experimentado de Santo Tomé
Voces
0

Don Ricardo Miguel Goicouria comenzó a ejercer la profesión desde muy joven, en contraturno luego de cumplir con su jornada laboral. Desde 1970 en adelante, se dedicó tiempo completo a efectuar este tipo de trabajo hasta su retiro, en 2009. Se lo distinguió por la calidad de sus tareas, su trasparencia y su actitud solidaria con aquellos que no podían pagar.

 

 

 

La Asociación Civil Cámara de Gasistas, Sanitaristas y Servicios de la Construcción de Santo Tomé realizó un reconocimiento a don Ricardo Miguel Goicouria, un experimentado profesional del rubro que durante más de 50 años se dedicó de lleno al ejercicio de este oficio con seriedad y transparencia. La entrega de la distinción se desarrolló en la propia casa de “Chiche”, como le dicen cariñosamente sus allegados. En este espacio, la nombrada entidad le otorgó un sello institucional y una pintoresca plaqueta por ser “el plomero más viejo de Santo Tomé”. Así lo explicó a este medio el presidente de la referida asociación, Vidal Rivero, quien durante la entrega estuvo acompañado por varios colegas e integrantes de la Cámara de Gasistas (como se la conoce popularmente a la organización).

 

 

 

 

De acuerdo con lo aclarado por Rivero, la decisión de hacer este homenaje se debe a la trayectoria que Goicouria tiene sobre sus hombros y por la desinteresada labor que efectuó durante sus años de servicio. Además, se lo reconoce por la honestidad, dedicación y responsabilidad que por más de cinco décadas demostró en cada tarea ejecutada por sus manos. “Es un tipo muy servicial, al que parecía que no le importaba ni el tiempo gastado ni el dinero… si estaba comiendo un domingo con su familia y lo llamaban para un trabajo, él se levantaba de la mesa y se iba a cumplir; incluso en muchas ocasiones se manejaba con la famosa frase: ‘después arreglamos’, dejando entrever sus intensiones de no cobrar nada por el trabajo realizado, algo que hoy no sucede por más que sea una tarea menor”, destacó Vidal.

 

 

 

Hasta las lágrimas. Fue muy grande la emoción de Ricardo Goicouria tras el reconocimiento otorgado por la Cámara de Gasistas y Sanitaristas de Santo Tomé a su extensa trayectoria y su honestidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Memoria envidiable

 

 

 

 

Ricardo Miguel Goicouria nació el 9 de junio de 1929, en Córdoba. En 1953, se radicó en Santo Tomé y trabajó en diferentes lugares. Pasó por una fábrica de aceite, también por el Ferrocarril y hasta por una compañía dedicada a la elaboración de vidrio. de manera paralela, siempre ejerció el oficios de plomero en contraturno. Desde 1970 hasta hace unos 8 años atrás, trabajó tiempo completo en este tipo de actividad, los siete días de la semana. Los domingos se dedicaba a quienes no podían pagar, prestando sus servicios sin peones y a puro esfuerzo personal. “No sólo fue un gran profesional y una excelente persona, sino que nunca se quedó en el tiempo; siempre utilizaba los materiales más novedosos y las técnicas de trabajo más modernas”, ponderó el presidente de la Cámara de Gasistas.

 

 

 

 

 

Otra de las virtudes de Ricardo es su memoria, ya que hasta la actualidad recuerda con precisión los trabajos concretados. “Parece una computadora, se acuerda de todo, los detalles, los lugares, los problemas que tuvo en cada servicio, todo.. y sin necesidad de mirar la obra y el lugar donde estuvo”, remarcó luego. Por otro lado, si bien Goicouria no ejerció la docencia del oficio, muchos de los que han trabajado a su lado hoy se dedican a esta profesión y viven de ella. “Sin lugar a dudas, dejó un gran legado dentro de los sanitaristas locales”, consideró Vidal.

 

 

 

 

 

Durante el homenaje, don Ricardo se emocionó hasta las lágrimas, sobre todo porque nunca se imaginó ser reconocido de esta manera. “Esto es mucho para mí… estoy muy contento porque una distinción de este tipo significa que lo que hice durante todo mi vida valió la pena”, expresó el homenajeado. “Cuando hablamos de trabajo y seriedad, siempre terminamos mencionando a ‘Chiche’; son de las cosas grandes que tenemos en la Sociedad, gente que trabaja por los demás dentro de un oficio que es hermoso y amamos”, concluyó Rivero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Cobraba poco”

 

 

 

 

Desde que se formó la Asociación Civil Cámara de Gasistas, Sanitaristas y Servicios de la Construcción de Santo Tomé (hace unos 20 años), don Ricardo Goicouria estuvo presente como socio y brindando opiniones sobre las actividades cotidianas. “Siempre nos ayudó con asesoramiento y aportando toda su experiencia; nos daba tranquilidad a los más jóvenes”, remarcó Vidal Rivero. “Su honestidad es única, todos sabían de su transparencia y su permanente predisposición a colaborar”, agregó.

 

 

 

 

Otro de los recuerdos que Rivero reflotó fue el de algunos “choques” que solían tener con “Chiche” dentro de la entidad. “Siempre discutíamos por los precios y costos, ya que cobraba poco; hoy él mismo recuerda las peleas que teníamos por este tema, que demuestra su solidaridad; creemos que este tipo de actitud es digna de reconocer”, aclaró para completar.

 

 

 

 

EN PALABRAS

 

 

“Ricardo Goicouria fue un gran plomero y por eso lo reconocemos, sobre todo porque es una excelente persona que le dio prestigio y seriedad a la profesión. Habrá cometido sus errores, como cualquiera, pero nunca dejó a nadie en banda”.

 

 

 

Vidal Rivero – Presidente de la Cámara de Gasistas y Sanitaristas de Santo Tomé

 

 

 

Deja un comentario