Coronda quiere dejar de ver al oeste con temor

enero 22, 2018 | por Redacción Voces del Salado
Coronda quiere dejar de ver al oeste con temor
Informe central
0

En poco más de una hora y media cayeron alrededor de 150 milímetros. Esto terminó perjudicando a prácticamente toda la ciudad, que quedó inundada. Los barrios que más sufrieron la furia de la tormenta fueron La Chufilla y Santa María. En el primero el agua terminó de irse luego de diez horas, mientras que en el segundo hubo hasta una casa derrumbada. En la semana pasó el gobernador de Santa Fe y prometió obras para mitigar definitivamente los efectos de Las precipitaciones.

 

 

 

 

 

Tal vez en Coronda nunca imaginaron que el pronóstico de lluvias previsto para el segundo fin de semana de enero, iba a impactar en la ciudad de la manera que lo hizo. Cerca de Las 14 del sábado 13, comenzó a caer agua del cielo y por más de una hora y media no paró. Una vez que cesaron Las precipitaciones, se pudieron apreciar Las consecuencias. En ese lapso de tiempo cayeron alrededor de 150 milímetros, de acuerdo a la información provista por los registros de la Unidad Regional 15 (San Jerónimo). Este caudal generó que la capacidad de los desagües corondinos sea superada y se generen problemas en prácticamente toda la ciudad, sobre todo en barrio La Chufilla (una de Las zonas más bajas del distrito), Santa María y un barrio lindero a éste último. El agua se pudo observar en cada rincón, cubriendo Las calles de lado a lado. En la primera barriada nombrada, el líquido incluso entraba en Las botas de los vecinos y los funcionarios que estaban en el lugar.

 

 

 

 

Fue tal la embestida de la tormenta, que generó que una vivienda se derrumbara en el citado barrio del norte de la ciudad. a causa de esto se tuvo que evacuar a la familia afectada, integrada por diez miembros (3 adultos y 7 menores). Los mismos fueron trasladados al centro de evacuados dispuesto en la Asociación Amigos Calle Juan de Garay. En total fueron 8 chicos y 5 adultos los que debieron residir por un tiempo en este espacio de contención ante las inclemencias climáticas. La parte menos agresiva de la lluvia la vivió el centro, puesto que en tan sólo 15 minutos pudo escurrir el agua. Sin embargo en otro lugares el líquido entró a Las viviendas, ya sea por el frente de Las mismas o porque desbordó el sistema cloacal de Coronda. Hubo otros barrios como Mitre, Héroes de Malvinas y Alfonsín que volvieron a la normalidad en unas 3 o 4 horas, mientras que La Chufilla padeció el aguan anegada hasta cerca de la medianoche de ese día, cuando se drenó por completo. Y eso que se trata de un lugar que se ubica a tan sólo dos cuadras y media de calle San Martín, la arteria central de la localidad.

 

 

 

En agenda. En la semana el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, pasó por Coronda para hablar con el intendente Marcelo Calvet sobre todo lo ocurrido. Se le pidió la ampliación del desagüe Moreno y la finalización de la tercera y cuarta etapa del macro canal corondino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escuchar y actuar

 

 

 

 

Sobre todo lo ocurrido durante la jornada lluviosa y Las consecuencias padecidas habló Juan Francisco Mato, secretario de Asuntos Legales y Recursos Humanos y Administrativos de la Municipalidad de Coronda. En este sentido, recordó que ni bien cesaron Las precipitaciones se constituyó la Junta de Defensa Civil del municipio, la que contó con el acompañamiento de dos miembros de Protección Civil de la provincia de Santa Fe. En conjunto recorrieron Las zonas afectadas y diagramaron un plan de acción. Mientras tanto, un grupo de trabajadores del área de Obras Públicas desobstruyeron algunos desagües para que el agua escurra más rápido. Al otro día y con la situación normalizada, la referida Junta se volvió a conformar para continuar Las visitas por los distintos puntos de la ciudad, en este caso junto a referentes del Ministerio de Salud para seguir asistiendo a Las personas afectadas.

 

 

 

 

 

En tanto, este último lunes arribó a territorio corondino el propio gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. “El mandatario se interiorizó de nuestra situación; en un primer momento se le pidió asistir a la familia que vivía en la casa que se derrumbó; luego le hicimos dos pedidos en concreto”, comentó Mato. El primero refiere a la ampliación del desagüe troncal de calle Moreno, que circula de manera paralela a San Martín (de este a oeste), dos cuadras al sur. De acuerdo a lo explicado por el funcionario, esto permitiría desaguar más rápido los excedentes pluviales. “Éste desagüe fue construido hace aproximadamente unos 40 años, al igual que el resto de los canales que tiene la parte céntrica de la ciudad; obviamente tiene tubos de 60 centímetros de diámetro y eso hace que se haga muy dificultoso el escurrimiento”, aclaró el secretario. “Ese desagüe ayudaría a sacar el agua más rápido, sobre todo en la zona baja de la ciudad, que es donde está -por ejemplo- barrio La Chufilla; cabe aclarar que esta obra no estaba incluida dentro del plan integral que hoy se ejecuta en esta barriada, aunque está en otro proyecto que tiene la Subsecretaría de Vivienda y Hábitat Humano de la Nación; sin embargo le presentamos la iniciativa al gobernador para que lo evalúe y la provincia pueda avanzar en el emprendimiento”, precisó Mato para cerrar.

 

 

 

Suelo de agua. Así estaba la intersección de Las calles Belgrano y Mitre (barrio La Chufilla) después de Las copiosas lluvias del sábado 13 de enero. Se trata de una zona baja de la ciudad en donde se está solicitando la ampliación del desagüe del lugar para evitar estas situaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Macro canal: etapas 3 y 4

 

 

 

 

El otro requerimiento que se le hizo al gobernador Miguel Lifschitz durante la reunión organizada para avanzar en la reducción del impacto de Las lluvias en Coronda, fue la culminación de Las etapas tres y cuatro del macro canal de desagüe. Se trata de un anillo de contención ubicado en el sector oeste de la localidad que se construyó después de la inundación que golpeó al distrito en el 2007. El mismo recibe el agua proveniente del oeste y que muchas veces hace desbordar el arroyo Colastiné. “Si bien ya nos ha salvado de otras lluvias copiosas y desbordes de este arroyo, aún resta realizar una parte del dragado y la ampliación general de su caudal, desde la autopista hasta el río Corondá; una parte de los trabajos implicaría efectuar dos salidas hacia el río, con dos cauces”, especificó Juan Francisco Mato.

 

 

 

 

En torno a esta obra y Las dos etapas que faltan completar, el secretario de Asuntos Legales y Recursos Humanos y Administrativos de la Municipalidad de Coronda aseguró que desde que asumió la intendencia Marcelo Calvet, vienen solicitando al Ministerio de Infraestructura de la provincia la finalización de este macro canal. “Aprovechamos la visita del gobernador para entregarle en mano una copia de estos proyectos; a todo esto, Lifschitz nos informó que la concreción de estas dos etapas será inminente, ya que se están confeccionando los pliegos licitatorios para que en marzo o abril se pueda hacer la licitación correspondiente y la adjudicación”, adelantó para cerrar.

 

 

 

Derrumbada. La tormenta que azotó Coronda dejó una casa completamente destruida en barrio Santa María, ubicado al norte del distrito. Debieron evacuar a los 10 miembros de la familia que habitaba la vivienda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En busca de un alivio

 

 

 

 

 

Dentro de los pedidos efectuados por el Gobierno de Coronda, también se puede destacar la ejecución de una mejora sobre el canal ubicado en la parte trasera de barrio Santa María, situado al norte del distrito. El mismo vuelca sus aguas en otro desagüe que forma parte del macro canal, el cual termina arrojando los excedentes al arroyo Mataderos.  “Tenemos expectativas de que se concreten todos estos proyectos en este 2018, lo que representaría un alivio muy importante para nuestra ciudad; queremos dejar de mirar al oeste cada vez que aparece algún nubarrón oscuro, porque la verdad ya son muchos los problemas que viene sufriendo la ciudad por Las lluvias desde hace años”, dijo Juan Francisco Mato.

 

 

 

 

 

“Todo esto nos genera nerviosismo, principalmente porque mucha del agua que viene para Coronda es la que deriva por canales clandestinos desde Córdoba, que llega a la cuenca del Colastiné y baja para desaguar en el río Corondá; esto no sólo nos beneficiaría a nosotros, sino también a localidades cercanas como Larrrechea y Gessler, que también padecen esta situación”, concluyó.

 

 

 

Coronda inundada enero 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *