Santo Tomé: La Escuela N° 15 Juan de Garay cumple 150 años

marzo 26, 2018 | por Redacción Voces del Salado
Santo Tomé: La Escuela N° 15 Juan de Garay cumple 150 años
Voces
1

El establecimiento educativo surgió cuando Domingo Sarmiento era presidente de los argentinos y Simón de Iriondo gobernador de Santa Fe. El bloque de concejales del radicalismo propone que los festejos por este aniversario sean declarados de interés municipal y comunitario.

 

 

 

 

Este año, La Escuela Nº 15 Juan de Garay de Santo Tomé cumple ciento cincuenta años de vida, ya que fue creada en 1868. No fue por casualidad, o fruto de un hecho fortuito. En aquel año, el sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento era el presidente de Argentina; Nicolás Avellaneda, ministro de Justicia e Instrucción Pública de La Nación, y Simón de Iriondo, gobernador de La provincia de Santa Fe. En el país, bajo dicho liderazgo, había empezado a delinearse el proyecto educativo que en 1871 se plasmó con La promulgación de Ley Nacional de Subvenciones. Por medio de esta última, se asignaron a La educación pública las herencias sin sucesión directa y un octavo de las ventas de tierras públicas, lo que sirvió para garantizar los fondos que hacían falta para La construcción de nuevas escuelas, así como para La compra de materiales y libros. Por aquel tiempo, La localidad era un paraje, conocido como El Paso de Santo Tomé, cuya autoridad máxima recaía en el comisario del pueblo.

 

 

 

 

Justamente, éste se dirigió por carta a de Iriondo, para solicitarle La creación de una Escuela para La enseñanza primaria, e informar que los propios vecinos estaban costeando La subsistencia de una preceptora (tal como se les decía entonces a los maestros). Se trataba de La abnegada Fidela Valdés Frutos, verdadera pionera de La docencia santotomesina. En realidad, La docente no tenía problemas en enseñar gratis y hacía un denodado esfuerzo por atender a sus alumnos, pero como carecía de otro medio de vida, necesitaba una asignación monetaria para poder seguir trabajando. La respuesta del gobierno provincial no tardó en llegar y por supuesto fue favorable. Así, el 19 de diciembre de 1868 se decidió La asignación de una suma fija para el pago de La docente y así se le dio origen el establecimiento escolar.

 

 

Emblemático. Desde 1881, La Escuela Nº 15 Juan de Garay ocupa el edificio ubicado en calle Sarmiento, entre 25 de Mayo y Centenario, frente al parque que recuerda al prócer sanjuanino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para su preservación

 

 

 

 

A propósito de esa fecha, el edil Martín Giménez, titular del bloque de La UCR, elevó una propuesta al Concejo Municipal de Santo Tomé, para que se declare de interés municipal al 150º aniversario de La creación de La Escuela Nº 15 Juan de Garay, al igual que todos los festejos que en tal sentido se lleven a cabo, no sólo por La comunidad educativa, sino por cualquier otro estamento que pueda impulsarlo en La ciudad. En su argumentación, Giménez explica que es deber del Estado bregar a favor de La memoria y La historia del lugar donde vivimos, “preservando los mojones que constituyen nuestro patrimonio”.

 

 

 

 

Los sitios culturales y naturales, agrega el edil, en referencia al “Compromiso con el Patrimonio Mundial” oportunamente asumido en Bergen (Noruega), conforman el entorno del que los seres humanos dependen, ya sea psicológica, religiosa, educacional como económicamente. En tal caso, su destrucción, tanto como su deterioro y olvido, “serían perjudiciales para La supervivencia de nuestra identidad”.

 

 

 

 

“Por eso, tenemos La responsabilidad de preservar estos sitios para las futuras generaciones”, añadió Giménez, sin dejar de recordar que, a lo largo del tiempo, La Escuela Juan de Garay fue cultivando un estilo de enseñanza personalizada, integral y abierta a La tecnología. Así -dijo-, se generó un vínculo profundo y significativo con cada generación que ha transitado sus aulas y con las familias, logrando transformarse en un baluarte de Santo Tomé y en un símbolo de su progreso como sociedad.

 

 

 

Domingo F. Sarmiento. Presidente de La República Argentina entre el 1868 y 1874. Confió en Nicolás Avellaneda su ambicioso y renovador plan educativo nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pilares de La República

 

 

 

En términos generales, los historiadores coinciden en considerar que el impulso dado a La educación bajo La presidencia de Domingo F. Sarmiento, ejercida entre 1868 y 1874, fue notable y fundamental para el desarrollo del país. Merced al apoyo nacional, las provincias fundaron unas 800 escuelas de primeras letras, alcanzándose un total de 1.816 en todo el territorio argentino. Y gracias a ese aporte, La población escolar se elevó de 30 mil alumnos a 110 mil.
Al asumir como presidente, Sarmiento designó al tucumano Nicolás Avellaneda como ministro de Justicia e Instrucción Pública, cargo que este último desempeñó con encomiable dedicación entre 1868 y 1873. Tal fue así, su labor al frente de La cartera ministerial terminaría siendo su propio trampolín hacia el sillón presidencial, el que finalmente ocupará entre 1874 y 1880. El funcionario compartía plenamente las ideas de Sarmiento y creía en los pilares de La educación popular que el sanjuanino defendía, los que eran considerados como verdadero basamento para el afianzamiento de La democracia.

 

 

 

 

Durante el ministerio de Avellaneda, se fundaron las primeras escuelas normales para La formación de maestros, se impulsó La creación de establecimientos secundarios en toda La república (existían en Buenos Aires, Córdoba y Concepción del Uruguay), fue reorganizado el sistema de enseñanza primaria y obligatoria, además de renovarse los programas primario, secundario y universitario. Como Sarmiento vivió un mandato en el que estuvo acuciado permanentemente por problemas socioeconómicos, y cuestiones internacionales e internas de gravedad, que ocupaban gran parte de su tiempo, tomó La decisión de delegar su amplio proyecto educativo y las acciones dirigidas hacia esa “nueva educación” en La figura de Avellaneda.

Un comentario

  1. Martin Cocerez dice:

    Un hermoso edificio debe quedar como museo , para que nuestras futuras generaciones recuerden a nuestros verdaderos impulsores de la educacion y cultura en nuestro pais. una nueva escuela debe construirse de acuerdo a las exigencias actuales .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *