Girsu San Jerónimo: duros cruces por la dilación del proyecto

mayo 21, 2018 | por Redacción Voces del Salado
Girsu San Jerónimo: duros cruces por la dilación del proyecto
Informe central
0

El concejal Ricardo Ramírez ingresó una propuesta que plantea derogar la Ordenanza Municipal Nº 244 (2016) que reglamenta el sitio de disposición final de residuos de la localidad, en el marco de la propuesta planteada por la provincia. Como solución, sugiere cerrar el actual basural y buscar otro predio para depositar los desechos. Por su parte, el intendente corondino aseguró que la idea no es factible, porque el municipio “no cuenta con el dinero para adquirir o alquilar otro predio”. Además, Marcelo Calvet sostuvo que desde el Ministerio de Medio Ambiente le confirmaron telefónicamente que la obra sería encarada tras un convenio firmado con el concesionario de la Autopista Rosario Santa Fe.

 

 

 

 

Para el Ejecutivo de la ciudad de Coronda, la presentación en el Concejo Municipal de un determinado proyecto de ordenanza “huele mal”. Es que el último 8 de mayo, el concejal Ricardo “Bachi” Ramírez (Unión Cívica Radical) presentó una propuesta en la que plantea derogar la Ordenanza Municipal Nº 244 (2016) que reglamenta el sitio de disposición final de residuos de la localidad, en el marco del proyecto Girsu San Jerónimo. Éste último se encuentra conformado por varias localidades de ese departamento. En un principio, se establecieron cuatro centros de disposición final de residuos: Coronda, Gálvez, San Jenaro y Barrancas. Después, por medio de una resolución comunal, se decidió que este último distrito no iba a recibir residuos de otras localidades y se definió que lo reemplazaría Monje. Lo que ha planteado Ramírez es clausurar de manera definitiva la disposición final de residuos sólidos urbanos en el actual basural corondino, ubicado en las inmediaciones de las calles Santa Fe y Reconquista, en el extremo norte del distrito. Textualmente el proyecto del edil radical sugiere “proyectar con el área municipal que corresponda el trabajo de cierre ambiental del actual basural a cielo abierto y la recuperación en su totalidad del terreno natural”. A modo de solución, el artículo 4º de la normativa recomienda que “a través del área de planeamiento urbano, se busque un nuevo sitio de disposición final de RSU, en el cual no existan asentamientos, urbanización alguna y que esté alejado de zonas con potencial desarrollo productivo”, para posteriormente “integrar el nuevo sitio al proyecto Girsu San Jerónimo”.

 

 

 

 

Si bien el proyecto no se trató en la sesión del Concejo Municipal de Coronda el último jueves, la idea “disparó” cuestionamientos políticos entre el referente legislativo y el intendente de la localidad, Marcelo Calvet. En diálogo con Voces del Salado, el titular del municipio local recordó que toda esta cuestión del Girsu departamental comenzó hace varios años. Sin embargo tuvo su punto de arranque concreto cuando en el 2016, la ciudad -ordenanza municipal de por medio- cedió el predio donde actualmente funciona el basural a cielo abierto para que la provincia pueda intervenir el lugar y desarrollar las obras necesarias para el tratamiento y disposición adecuada de los desechos de la zona. “Antes, a Coronda le habían dado un aporte no reintegrable por unos 3 millones y medio de pesos para comprar maquinaria justamente para la estación de transferencia del basural que se prevé hacer aquí”, indicó el intendente. Entonces con ese monto se pudo adquirir una compactadora de alta densidad (la que aún está en la fábrica que vendió el producto “por cuestiones de espacio”) y una retropala. “Desde el inicio se había definido que la provincia haría toda la obra para que el departamento disponga sus residuos en Coronda, ciudad que actuaría como receptora de toda la basura de San Jerónimo ya compactada; Santa Fe se iba a hacer cargo durante el primer año y después se los entregaría al consorcio para su funcionamiento y manutención ”, aclaró luego.

 

 

 

Mantenimiento. La imagen muestra los trabajos ejecutados este último miércoles para poner a punto el basural de la ciudad de Coronda. La provincia envió fondos en varias oportunidades para reacondicionarlo, pero es el Municipio el que hoy invierte cerca de 100 mil pesos mensuales para ordenarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imposibilidad económica

 

 

 

 

 

Tras la inversión realizada en maquinaria, otros 500 mil pesos se invirtieron desde el Estado provincial para acomodar el actual basural corondino y mejorar el circuito interno para que circulen de forma fluida los camiones de basura. “Después de todo esto se procedería a la licitación de la primera etapa de las obras proyectadas, pero todo se dilató, ya que la provincia no tenía fondos para ello; nosotros comenzamos a volcar dinero de nuestras arcas para seguir manteniendo el lugar, hasta que el año pasado nos llegó otro fondo no reintegrable para poner en condiciones el predio. En esa ocasión nos habían confirmado que efectivamente saldría la licitación, aunque todo se demoró nuevamente”, precisó Marcelo Calvet. Según confirmó el intendente, de un tiempo a esta parte, el municipio vuelca unos 100 mil pesos mensuales para el mantenimiento del espacio, principalmente para abrir caminos y tapar la basura, ya que aún no se trata por medio del sistema de compactación. “Hay una cava a cielo abierto y la cubrimos, pero todo es muy difícil, porque los vecinos, las fábricas de la zona e incluso la misma Unidad Penitenciaria corondina viene y tira la basura en cualquier lado. Para colmo, quisimos poner a una persona que vigile el predio, pero lamentablemente sufrió episodios de mucha violencia”, comentó.

 

 

 

 

En cuanto al proyecto de Ricardo Ramírez, el intendente manifestó: “Me parece muy irresponsable de su parte bajar una normativa y borrar de un plumazo lo que hace dos años nos comprometimos a hacer, incluso cuando él estaba en funciones”, sentenció el intendente. Como argumento, el mandatario corondino afirmó que la Municipalidad no está en condiciones ni de comprar ni de alquilar otro predio “porque no tenemos la plata”. “Hoy la situación del basural es la misma de siempre, por eso la inversión mensual que hacemos para preservarlo; todo se complica siempre porque la gente hace lo quiere, incluso los cirujas del lugar piden al que viene con desechos que descargue afuera del predio para tener lo que denominan como ‘primicia’ ”, puntualizó.

 

 

 

 

Vale decir que si bien aún no hay información oficial de lo que va a hacer la provincia con el Girsu San Jerónimo para impulsarlo de manera concreta, Marcelo Calvet indicó que luego de haber mantenido comunicaciones telefónicas con referentes del área de Medio Ambiente, le adelantaron que “ya se habría hecho un convenio con el concesionario de la autopista Rosario-Santa Fe, para que éste ponga la plata para hacer la licitación y la primera etapa”. “Intervino este organismo, porque los incendios que habitualmente ocurren en el basural le terminan generando consecuencias, a raíz de todo humo que queda en el corredor. Creo que de aprobarse el proyecto de Ricardo Ramírez, se tiraría todo para atrás, y no sólo se vería perjudicada Coronda, sino todo el departamento y la provincia en general”, concluyó.

 

 

 

Expectativa. Según dijo el intendente Marcelo Calvet, la provincia le confirmó telefónicamente que ya habría un convenio con el concesionario de la autopista Rosario Santa Fe para que éste invierta en la licitación y la primera etapa del Girsu San Jerónimo. “Me parece muy irresponsable la actitud de (Ricardo) Ramírez, de bajar una normativa y borrar de un plumazo lo que hace dos años nos comprometimos a hacer”, refutó.

Argumentos. El concejal Ricardo “Bachi” Ramírez justificó el proyecto de su autoría, que plantea cerrar el basural corondino. Se opone a que el Girsu San Jerónimo se desarrolle allí, porque el predio se ubica a una cuadra de la zona urbana, a 200 metros de la ruta 11, a 150 metros de la Autopista Rosario Santa Fe y pegado al arroyo Mataderos. Aguas abajo de este curso, está la toma de agua de la ciudad. “Hoy estamos mucho peor a lo que estábamos hace un año, cuando habíamos firmado el convenio con la provincia”, opinó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Impacto nocivo en la población

 

 

 

 

Para escuchar la otra campana en este asunto, Voces del Salado mantuvo una comunicación telefónica con Ricardo “Bachi” Ramírez. El concejal es el autor del proyecto que plantea derogar la ordenanza Nº 244 (2016) que reglamenta el sitio de disposición final de residuos, en el marco del proyecto Girsu San Jerónimo, y cerrar el basural de Coronda. Esto es consecuente con la postura que había adoptado el edil en el momento en que se aprobó la normativa para otorgar el lote a la provincia. En aquella oportunidad, Bachi había votado en contra de la idea. “Hoy no se encuentran ejecutadas las dos instancias proyectadas en la citada ordenanza, la cual contempla en su primera etapa el cierre ambiental y la clausura de sectores de recepción de residuos sólidos urbanos, entre otras cosas”, sostuvo el legislador. “Además, hasta la fecha no se ha desarrollado proyecto alguno que contemple la integración social de quienes desarrollan actividades de cirujeo en el basural municipal, contribuyendo de esta manera a reproducir y sostener en el tiempo una actividad que en el contexto actual se torna insalubre”, añadió. Por otro lado, Ramírez recordó que se han enviado fondos provinciales al municipio de Coronda en dos oportunidades para el acondicionamiento y saneamiento del camino del basural (calle Santa Fe). Pero a pesar de haberse ejecutado el saneamiento de la nombrada arteria, remarcó que “en un corto plazo nuevamente se produjo el desborde del sitio de disposición final, invadiendo esta calle”.

 

 

 

“La primera etapa proyectada en un tiempo de 8 meses no llegó a cumplirse, y la segunda -contemplada en un tiempo de 16 meses- difícilmente se logre, lo que demuestra un marco inadecuado como sitio para el fin ya mencionado”, consideró el radical. En este mismo orden, afirmó que “no existe control ni planificación en la ejecución de lo proyectado y, además, hay una falta de políticas públicas por parte del municipio de Coronda con respecto a la gestión integral de los desechos”. “En la actualidad no se está cumpliendo el concepto de ‘Basura Cero’, contemplado en el artículo 2 de la Ley Provincial Nº 13.055. Tampoco se ha contemplado la ubicación del sitio de disposición final, el cual se encuentra en una zona cercana a arroyos, empresas locales, quintas productivas y casas de familia, impactando de manera directa en el desarrollo productivo del área y generando ámbitos inadecuados para construir un proyecto de familia para los vecinos del lugar”, fundamentó su posición. “Es más, una industria de Coronda nos trajo unos análisis de agua que le dan negativos para su utilización… Es la primera vez en años que pasa esto”, ejemplificó. A su vez, reiteró que “no es factible desarrollar la disposición final correspondiente al Girsu San Jerónimo en este predio por todos estos motivos, por lo que creemos que es necesario intervenir el basural a cielo abierto de la ciudad de Coronda logrando el cierre definitivo”. “Resulta conveniente buscar un nuevo sitio de disposición final, aplicando las políticas públicas que están enmarcadas dentro de la citada ley provincial y así integrar al nuevo espacio al proyecto Girsu San Jerónimo”, concluyó.

 

 

Peaje. A los eternos problemas que tiene el basural corondino, se le suma la actitud adoptada por los cirujas de la zona, los que piden que se les vuelquen los residuos sobre la calle de ingreso al predio (Santa Fe), para revisar los desechos considerados como “primicia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *