Comienza el sueño del Instituto del Profesorado de Coronda

junio 4, 2018 | por Redacción Voces del Salado
Comienza el sueño del Instituto del Profesorado de Coronda
Informe central
0

Esta semana arrancaron los trabajos para tirar abajo y limpiar todo lo que no forma parte de la estructura original del viejo Hotel Victoria, donde funcionará el ISP N° 6. Una vez que se recupere el edificio existente, se procederá a levantar una obra completamente nueva en la parte posterior, que pasará a albergar todas las necesidades que tiene la entidad educativa. De esta forma, el flamante espacio abarcará unos 2.500 metros cuadrados, cumplirá con la demanda de la institución y preservará la memoria colectiva que resguarda el histórico inmueble.

 

 

 

 

Esta semana el sueño que tiene una comunidad educativa que agrupa a más de 700 alumnos, comenzó a ser una realidad. Aquel proyecto arquitectónico que había sido presentado en noviembre del año pasado para restaurar el edificio del antiguo Hotel Victoria y que allí comience a funcionar el Instituto Superior del Profesorado N° 6 Leopoldo Chizzini Melo, dio su primer gran paso. Este último martes empezaron las tareas de demolición de un sector interno de este emblemático inmueble corondino. Se prevé que Una vez terminada esta etapa, se procederá a la licitación para encarar la obra que permitirá que la referida entidad educativa tenga su casa propia. Cabe aclarar que hoy, el Isp N° 6 funciona en las instalaciones de la Escuela Secundaria Orientada Nº 201 José Elías Galisteo, popularmente conocida como “el normal”, ubicada en el extremo norte de la plaza central Justo José Urquiza de la ciudad.

 

 

 

 

Según lo estipulado en el proyecto, se desarrollará sobre un edificio de carácter histórico, construido en la década de 1890 y adquirido por el gobierno de la provincia en 1981. En primer término, se prevé la restauración de la estructura existente y posteriormente la ampliación sobre un sector de terreno libre, ubicado en la intersección de las calles San Martín y Rivadavia. Para conocer más detalles de la propuesta, Voces del Salado dialogó con la subsecretaria de Recursos Físicos y Logística, Cristina Difilippo, quien explicó que los dos niveles del edificio existente se ocuparán con funciones específicas del instituto y luego se construirá Una nueva estructura. El Instituto Superior de Profesorado N° 6 actualmente ocupa un inmueble perteneciente al gobierno provincial, compartido con la escuela de enseñanza media N° 201 y la primaria N° 1244. la institución -que cumplió 53 años- fue creciendo en oferta académica y matrícula, por lo que necesita nuevos espacios áulicos específicos, entre ellos, laboratorios.

 

 

 

Manos a la obra. Este primer paso del plan comprende la demolición de obras que se han añadido con los años, pero que no forman parte de la estructura original del viejo edificio donde funcionó el Hotel Victoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recuperar y ampliar

 

 

 

 

El programa de necesidades que fue presentado oportunamente por la provincia contemplaba que la obra cuente con diversos espacios interdisciplinarios que se complementarán entre ellos. Se prevé la construcción de aulas de cursado, un Laboratorio de Física, Química y Biología, un Laboratorio de Informática, un aula de actividades físicas, recreativas y artísticas, otra de investigación educativa y Una de capacitaciones. En cuanto al sector destinado a la Administración, se establecerá Una Dirección, la Regencia, dos secretarías (Una de Alumnado y otra para docentes), Una sala de profesores y otra para asistentes escolares. El lugar también contará con un salón de usos múltiples, con sala de conferencias y espacio para actos. la obra también tendrá sanitarios, salón de eventos culturales, bar o cantina, centro de estudiantes y espacios destinados a archivos.

 

 

 

 

Cristina Difilippo precisó a nuestro medio que lo que se está realizando en este momento es recuperar y preservar la estructura actual del edificio, ya que tiene un importante valor histórico y, además, mantiene encendida la memoria colectiva de Coronda. “Estamos demoliendo y limpiando todo lo que no forme parte de la estructura original; por ejemplo lo que en su momento fue el patio central del hotel, sufrió Una serie de cambios, añadieron divisiones de pared y techaron, y por eso hemos demolido todo así las empresas que deseen participar de la licitación, pueden tener Una real dimensión de lo que significa el proyecto”, aclaró la subsecretaria de Recursos Físicos y Logística. Luego, adelantó que Una vez que se recupere todo el edificio existente, se procederá a levantar Una estructura completamente nueva en la parte posterior, que pasará a albergar todas las necesidades que tiene el instituto y que están contempladas en el proyecto mayor.

 

 

 

 

“En la parte existente se recuperan 700 metros cuadrados, entre planta baja y primer piso, y ahí funcionarán la administración, aulas especiales, el sum y la biblioteca (ya existente); mientras que en la parte de atrás se añadirán otros 1.900 metros cuadrados y se armarán cuatro niveles para las aulas especiales, los laboratorios y otros espacios necesarios”, detalló Difilippo. Además de todo esto, puntualizó que a raíz de las veredas angostas del lugar, se proyectó un espacio grande previo a éstas, para garantizar la seguridad de los alumnos al momento de ingresar al establecimiento. “Será como un nexo entre el viejo edificio y la parte nueva”, aseguró la funcionaria. Otro punto importante del proyecto prevé que en el espacio donde antes funcionaba el centro cultural que tenía el viejo Hotel Victoria, se disponga el salón de usos múltiples y la biblioteca. Pero la intención es que se conviertan en espacios públicos disponibles para todos, independiente del funcionamiento del instituto.

 

 

 

Casa propia. Así lucirá el frente del futuro edificio donde funcionará el Instituto Superior del Profesorado N° 6 Leopoldo Chizzini Melo de Coronda. Contar con su propio espacio era Una necesidad imperiosa de la entidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo: 2019

 

 

 

 

El proyecto de recuperación del antiguo Hotel Victoria para que allí comience a funcionar el Instituto Superior de Profesorado N° 6 de Coronda, ya tiene su pliego armado y ahora se encuentra en la Unidad Ejecutora que depende del Ministerio de Economía de la provincia de Santa Fe. En la actualidad se está armando la licitación y se procederá a la misma Una vez que culminé esta primer intervención. Según adelantó la subsecretaria de Recursos Físicos y Logística, Cristina Difilippo, se estima que entre junio y julio se realice la convocatoria. El objetivo es avanzar con celeridad en todos estos pasos para que en 2019, el nuevo edificio ya esté terminado y a disposición. Con todo lo planificado, la obra ocuparía Una superficie total de 2.500 metros cuadrados (entre lo viejo y lo nuevo), y se concretará a partir de Una inversión del gobierno provincia estimada en 65 millones de pesos. El emprendimiento forma parte de Una Plan Infraestructura Escolar que asciende a los dos mil millones de pesos y que se ejecutada en toda la bota santafesina.

 

 

Algunos detalles. El flamante edificio del profesorado corondino contará con varios niveles que albergarán aulas medianas y pequeñas, Una mayor, bar y terrazas y un espacio de vinculación. Así lo muestra esta imagen virtual del proyecto original.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un hito del auge de Coronda

 

 

 

 

El Hotel Victoria surgió a la par de la construcción de la unidad penitenciaria de Coronda y de la pavimentación de la Ruta N° 11, a principios de los años treinta. Inclusive, fue la misma empresa constructora de la unidad penitenciaria la que se encargó de edificarlo. Tal como aseguró la historiadora corondina Alcira Marioni, voz autorizada para hablar del tema, “el intenso movimiento que generó la cárcel en aquellos tiempos, provocó que mucha gente venga de todas partes del mundo a observar el excepcional trato que se tenía con los internos y los talleres laborales que se dictaban”. “Esas personas por lo general se hospedaban en dicho hotel, que por entonces era llamado Devoto, en honor a Serafín Devoto, quien decidió la construcción del mismo junto a otro socio, aunque luego quedó solo a cargo”, agregó.

 

 

 

 

“A lo largo de su historia también se alojaron allí los acopiadores de frutillas que venían a recorrer los campos y realizar acuerdos para llevarse mercadería, así como las grandes compañías artísticas, que venían a dar sus espectáculos a los internos de la cárcel”, siguió narrando Alcira. Luego de Devoto, la conducción pasó por un breve período a manos de la familia Santa Cruz, pero en 1941 comenzó a hacerse cargo un señor de apellido Ravassollo. Éste, anteriormente tenía un pequeño hotel, situado a dos cuadras del Devoto, sobre calle Rivadavia, que se llamaba Victoria. “Al tomar posesión Ravassollo, bautizó a este gran emprendimiento con el nombre de su viejo hotelito, Victoria, de ahí su denominación”, detalló Marioni. “Se dice que Ravassollo había efectuado arreglos en algunas de las habitaciones, pero con la edificación de la autopista Santa Fe-Rosario y los nuevos medios de comunicación, la elección de los visitantes cambió de rumbo (eligiendo muchas veces los hoteles de grandes ciudades) y la actividad del Victoria mermó”, rememoró la historiadora.

 

 

 

 

“Con los años, en el hotel se hicieron ampliaciones, pero las nuevas construcciones hoteleras del país habían incorporado novedosas comodidades, difíciles de realizar aquí, como ser baños privados, calefacción y teléfono”, resaltó Alcira Marioni. “Se dice que Ravassollo había efectuado arreglos en algunas de las habitaciones, pero con la edificación de la autopista Santa Fe-Rosario y los nuevos medios de comunicación, la elección de los visitantes cambió de rumbo (eligiendo muchas veces los hoteles de grandes ciudades) y la actividad del Victoria mermó”, contó luego. En los años sesenta el hotel pasó por la conducción de distintos propietarios, pero la actividad ya había decaído mucho. A fines de la década del setenta comenzaron las tratativas para que el Gobierno Provincial adquiriera el edificio, lo que se concretó en 1981. Así fue como se instalaron las oficinas del Registro Civil del Departamento San Jerónimo en la planta alta y la Administración Provincial de Impuestos en la baja, las que funcionaron hasta 2010, aproximadamente.

 

 

 

Imponente. Ésta es la fachada del antiguo inmueble donde funcionaba el Hotel Victoria. El mismo se encuentra ubicado en la esquina sudoeste de la intersección de las calles San Martín y Rivadavia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *