Colonia San José transforma un basural y da vida

julio 30, 2018 | por Redacción Voces del Salado
Colonia San José transforma un basural y da vida
Informe central
0

Con el correr del tiempo, la cava que se generó tras la extracción de tierra para la construcción de la Autovía 19 se convirtió en un depósito de residuos, por culpa de vecinos irresponsables. Luego de años de gestiones, Vialidad Provincial cedió en comodato el terreno y la Comuna comenzó a sanearlo. Allí funcionará el Vivero Comunal y se diseñará un espacio público, en torno al pequeño lago que hace tiempo se formó en el lugar y que hoy es el hábitat de distintas especies.

 

 

 

 

A causa de la desaprensiva actitud que muchos vecinos de la zona tuvieron durante un tiempo prolongado, en Colonia San José se formó un amplio basural en una cava que se generó años atrás, cuando la Administración Provincial de Vialidad modificaba la ruta 19 para convertirla en Autovía. Este predio de una hectárea (100 metros por 100), situado en el vértice noreste del nuevo loteo desarrollado por la Comuna local, pasó de ser una fuente de abastecimiento de tierra para la transformación del nombrado corredor, a convertirse en un depósito de residuos de todo tipo que terminó arruinando el espacio. Para revertir la situación, desde hace varios años comenzaron los reclamos de la colonia para que la parcela sea otorgada por la Provincia a la Comuna y así sanearla, puesto que al ser propiedad privada (de Vialidad), la administración sanjosesina no lo podía hacer. Tras los reiterados reclamos, agravados por el contexto de insalubridad provocado por la acumulación de basura, finalmente se logró que el organismo santafesino ceda el terreno como estaba (con los desechos incluidos) a través de un comodato por 20 años.

 

 

 

 

Una vez alcanzada esta meta, el paso siguiente que dio la Comuna fue cambiarle la cara al lugar y convertirlo en un espacio para el disfrute de todos. Y así fue. Hace unas semanas comenzaron las obras de limpieza y refuncionalización del basural, un espacio que no sólo traía contaminación, sino que además dañaba el ecosistema y el aire de toda la zona. Gracias a una máquina de brazo largo con tracción tipo oruga, cedida por un contribuyente y abastecida por combustible solventado por la Comuna local, actualmente se ejecuta un programa de acción dividido en tres etapas. La primera -prácticamente culminada- consistió en el saneamiento de las márgenes del reservorio, dando inicio al proceso de normalización en los niveles de contaminación del lugar, sobre todo del lago que existe allí. Éste último se formó de manera natural por el agua de lluvia y de las napas. Según afirmaron los vecinos, el espejo de agua tendría unos tres metros de profundidad y dentro del mismo hay vida, puesto que es el hábitat de tortugas, patos y garzas que lo frecuentan desde su aparición.

 

 

 

Cambio notable. Gracias al trabajo ejecutado, se ha logrado sanear el basural que se había formado en la cava situada en la esquina noreste del nuevo loteo de Colonia San José.

 

 

 

 

 

 

 

Etapas en marcha

 

 

 

 

 

Sobre el plan de intervención que se ejecuta en este momento sobre la cava, Voces del Salado pudo dialogar con el director del Área de Construcciones y Planeamiento de la Comuna de Colonia San José, el arquitecto Néstor Lenarduzzi, quien brindó precisiones al respecto. En relación a la primera intancia mencionada, explicó que lo que se concretó fue la excavación del suelo para luego sepultar en capas parte de la basura. “Realizamos zanjas profundas, de dos metros de ancho y a lo largo de la periferia de todo el terreno, donde se dispone la basura seleccionada; luego la tapamos bien y lo rellenamos con tierra fértil para nivelar los alrededores, a fin de sembrar césped y reforestar”, sostuvo el profesional. Una vez terminado ese proceso, se dotará al espacio de plantación acuática que facilite la recomposición del ecosistema.

 

 

 

 

“Pensamos poder tenerlo saneado y forestado para fin de año, pero no es algo que dependa exclusivamente de nosotros, sino de la parte económica, porque si bien la voluntad está, todo queda supeditado a tener recursos”, aclaró luego. Cabe destacar que todas estas labores se desarrollan con personal comunal y con una mujer que trabaja ad honorem en el área de Espacios Verdes. “Si bien al culminar con las obras el terreno será cercado para evitar que se arroje basura nuevamente, las acciones carecen de sentido si los principales actores no trabajan articuladamente”, manifestó el arquitecto. “Por eso es de vital importancia denunciar o informar si se observan irregularidades en la zona, ya que con mucho esfuerzo estamos limpiando la cava, pero lamentablemente algunos continúan arrojando residuos en la zona”, se quejó Lenarduzzi. “Por favor, si alguien sabe o ve algo, comuníquense con la Policía o la Comuna lo más pronto posible”, solicitó el director.

 

 

 

Forma de trabajo. El saneamiento del lugar consistió en la realización de amplias zanjas periféricas cavadas a lo largo del terreno, donde se depositaron los residuos seleccionados. Luego fueron tapadas y se prevé echar tierra fértil arriba. Forma de trabajo. El saneamiento del lugar consistió en la realización de amplias zanjas periféricas cavadas a lo largo del terreno, donde se depositaron los residuos seleccionados. Luego fueron tapadas y se prevé echar tierra fértil arriba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espacios proyectados

 

 

 

Tal como detalló el director del Área de Construcciones y Planeamiento de la Comuna de Colonia San José, una tercera etapa planificada prevé que dentro del terreno recuperado, se aloje el futuro Vivero Comunal junto con un invernadero destinado a la recreación, esparcimiento y participación de toda la comunidad. “Cuando se nos cedió la parcela por comodato, no teníamos un proyecto, pero ahora estamos encaminados con este objetivo que tendrá su parte cerrada y su área recorrible alrededor del laguito natural, a modo de espacio público”, precisó Lenarduzzi para cerrar.

 

 

 

Desidia total. Así lucía el basural antes de ser intervenido. Afirman que el mismo se creó a causa de los vecinos de la zona, muchos de ellos de Santo Tomé, que toman calle San Martín de esa ciudad hasta llegar a las cercanías del predio, donde arrojan los desechos sin medir las consecuencias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reservorio natural

 

 

La vida se abre paso entre los residuos

 

 

 

 

Sin dudas, en medio de tanta basura, el sector que se lleva todas las miradas es un lago con especies autóctonas que pese a la contaminación, decidieron formar su hábitat en ese lugar. Tal como se mencionó anteriormente, al parecer este espejo de agua se formó en un gran hueco producido por la extracción de tierra que Vialidad Provincial llevó a cabo para la construcción de la Autovía 19. El mismo tendría unos tres metros de profundidad y en él viven tortugas de agua, aves de la zona y otras especies que se radicaron al descubrir el ecosistema. De esta forma y pese a las condiciones adversas, se adueñaron de este espacio.

 

 

 

 

“Lo que más me llamó la atención cuando comenzamos a trabajar fue una tortuga de agua que nadaba entre la basura, así como si nada; ahora el lugar está todo limpio y eso favorece las condiciones para que estos animales puedan desarrollarse”, señaló Néstor Lenarduzzi. Cabe aclarar que se trata de un pequeño lago que existe desde hace mucho tiempo y que siempre tiene agua, aunque por momento su nivel varía de acuerdo a la estación del año.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *